Le hicieron cinco horas de RCP a un nene de ocho años y le salvaron la vida

Locales 06 de octubre de 2019 Por
Treinta profesionales de la salud tomaron turnos de dos minutos. En total, le practicaron al chico unas 30.000 compresiones en el pecho. Fue en China.
Omar Publi
chino

herfei

Al lado de la cama de hospital en la que Xiao Yu, un nene chino de ocho años, sufre una descompensación cardíaca, médicos y enfermeros están sentados en fila. Son un equipo de treinta profesionales de la salud y esperan su turno para practicarle maniobras de resucitación cardiopulmonar: cada turno dura entre uno y dos minutos. En total, realizan las maniobras durante cinco horas. Son más de 30.000 compresiones en el pecho del nene para mantenerlo con vida.

Ocurrió el viernes pasado en el Hospital de Niños de Changzhou, al este de China. Xiao Yu había sido internado la noche anterior: tenía fiebre alta y un dolor agudo en el estómago. Algunas horas después, padeció una descompensación cardíaca que trajo novedades: le diagnosticaron miocarditis fulminante y lo trasladaron a terapia intensiva.

La miocarditis, una infección del tejido muscular que rodea el corazón, causa insuficiencia cardíaca de forma muy aguda y rápida. Por eso, aunque los médicos lograron estabilizarlo en principio, luego el nene sufrió arritmias y descenso abrupto de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial.

Al lado de la cama de hospital en la que Xiao Yu, un nene chino de ocho años, sufre una descompensación cardíaca, médicos y enfermeros están sentados en fila. Son un equipo de treinta profesionales de la salud y esperan su turno para practicarle maniobras de resucitación cardiopulmonar: cada turno dura entre uno y dos minutos. En total, realizan las maniobras durante cinco horas. Son más de 30.000 compresiones en el pecho del nene para mantenerlo con vida.

Ocurrió el viernes pasado en el Hospital de Niños de Changzhou, al este de China. Xiao Yu había sido internado la noche anterior: tenía fiebre alta y un dolor agudo en el estómago. Algunas horas después, padeció una descompensación cardíaca que trajo novedades: le diagnosticaron miocarditis fulminante y lo trasladaron a terapia intensiva.

La miocarditis, una infección del tejido muscular que rodea el corazón, causa insuficiencia cardíaca de forma muy aguda y rápida. Por eso, aunque los médicos lograron estabilizarlo en principio, luego el nene sufrió arritmias y descenso abrupto de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial.

En un hospital pediátrico de Changzhou salvan la vida de un nene tras cinco horas de RCP (chinadaily.com.cn).
Tuvo, también, convulsiones y un primer paro cardíaco al que le siguieron otros dos. En esas circunstancias, el equipo médico decidió contar con maquinaria de asistencia cardíaca y de oxigenación extracorpórea: para contar con esa tecnología debían esperar a que se las enviaran desde un hospital en Shanghái, lo que llevaría unas tres horas de traslado.

Mientras esperaban la asistencia tecnológica, Yu volvió a descompensarse y fue en ese momento que el equipo médico apeló a las maniobras de RCP para mantenerlo con vida. Rápidamente, los profesionales del hospital formaron una fila cerca de la cama del paciente para turnarse y asistirlo.

Según el portal China Daily, los turnos duraron no más de dos minutos, ya que las maniobras son cansadoras para quienes las ejecutan, y si se aplican sin la fuerza suficiente pueden resultar ineficientes. Fueron cinco horas de resucitación cardiopulmonar, lo que implicó que, en total, se llevaran a cabo más de 30.000 compresiones en el pecho del nene.

Zuo Guojin, médico del hospital en el que internaron a Yu, dijo al portal chino que la miocarditis produce síntomas severos de evolución muy rápida y que su mortalidad es alta si no se atiende con mucha velocidad.

"La RCP salva vidas", dijo a Clarín el médico Jorge Bombau. Su hijo Beltrán, de 14 años, murió en 2014 en el Club de Amigos durante una práctica de Educación Física coordinada por el colegio Palermo Chico, del que era alumno. Desde entonces, Bombau concientiza a través de campañas y de las redes sociales sobre la importancia de que la sociedad aprenda a ejecutar maniobras de resucitación y de "cardioproteger" edificios públicos y privados, entre otras iniciativas.

cabañas

Te puede interesar