Las últimas lluvias beneficiaron a los campos del noroeste bonaerense

Locales 23 de octubre de 2019 Por
Así lo relevó el informe del Instituto del Clima y Agua del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y donde se detalló que las precipitaciones acumuladas durante las últimas semanas fueron variables en la región triguera.
Omar Publi
trigo

herfei

Las últimas lluvias beneficiaron a los campos de trigo del noreste de la provincia de BuenosAires, donde los cultivos se encuentran en estado reproductivo y en aquellos lotes donde se registraba décit hídricos las precipitaciones signicaron una notable recuperación.

Así lo relevó el informe del Instituto del Clima y Agua del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y donde se detalló que las precipitaciones acumuladas durante las últimas semanas fueron variables en la región triguera.

En el norte bonaerense las lluvias fueron de mayor intensidad que en otros sectores, en algunos casos acompañadas de importante caída de granizo, causante de daños variables y totales en algunos lotes de trigo, como en Salto, Pergamino y Arrecifes.

En esta zona se esperan nuevamente precipitaciones importantes hacia el sábado 26 de octubre, y en el centro-oeste y sudoeste, si bien recibió lluvias en los últimos días, las mismas no fueron sucientes y el cultivo sigue transitando por estrés hídrico de diferente magnitud según la zona.

Para la zona centro-sur se esperan lluvias para el sábado 26, mientras que para el sudeste no se esperan precipitaciones importantes para los próximos 12 días.

En este sentido, la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca estimó que se espera un rendimiento general en el cultivo del trigo de 2.050 kilogramos por hectárea, un 39% menor que la campaña 2018-2019. Así se desprende del segundo reporte de octubre elaborado por el Equipo de Estimaciones Agrícolas de la entidad, al señalar que el “95% de los lotes se encuentra en estado de encañazón, en tanto que el 5% restante en inicio de estado de espigazón”.

En el caso de la zona norte se estima un promedio de 2.300 kilogramos por hectárea, un 47% inferior al ciclo anterior, debido a las precipitaciones acumuladas en invierno y al escaso milimetraje distribuido en el último mes”, señaló el informe.

Según se indicó, en la zona centro “los rindes caerían un 36% al esperar 2.100 kilogramos por hectárea”, donde “se observa una gran variabilidad entre el área costera (más favorecida), el centro de la provincia de Buenos Aires (afectado por la sequía) y el norte de La Pampa (lotes avanzados y con mayor estrés hídrico)”.

En ese sentido, el documento sostuvo que los partidos de Tres Arroyos, San Cayetano y Adolfo Gonzales Chaves “se destacan con las mejores perspectivas debido a las últimas precipitaciones”.

Por último y en lo que respecta a la zona sur, se indicó que “es más castigada por la sequía que atraviesa el área agrícola con un promedio esperado de 1.700 kilogramos por hectárea (35% menos que la campaña anterior)”. (DIB) FD

cabañas

Te puede interesar