La construcción en la ciudad sale de su piso histórico y muestra señales de recuperación

Locales 26 de noviembre de 2019 Por Oeste BA
Los datos estadísticos se comprueban además con el cambio de paisaje en la ciudad. Se observa una mayor cantidad de obras en marcha, edificios en altura y conjuntos de departamentos, quizás producto del nuevo cepo cambiario, o por el cambio de expectativa política.
obras

herfei nueva

Una pequeña luz al final del túnel mantiene vivo el pulso de la construcción que busca recuperarse de su piso histórico que dibujó a mediados de este año. En octubre y noviembre llegaron algunos datos alentadores, según informaron en la Dirección de Obras Privadas de la Municipalidad que sigue las estadísticas del sector y que se corresponde con los informes nacionales que indican que creció la venta de materiales de la construcción en los últimos días.

Los datos estadísticos se comprueban además con el cambio de paisaje en la ciudad. Se observa una mayor cantidad de obras en marcha, edificios en altura y conjuntos de departamentos, quizás producto del nuevo cepo cambiario, o por el cambio de expectativa política. Por lo que fuere, el sector da signos de reanimación para salir de un largo letargo.

Los dos últimos años arrojaron números negativos y de retracción, y a mediados de 2019 se dibujó el piso histórico dijo el ingeniero Javier Mina, director de Obras Privadas de la Municipalidad.

Las estadísticas que llevan en el área las marcan dos ítems clave: los certificados urbanísticos  y los expedientes de obras iniciados. El primero es el dato clave, porque es el trámite primario a la hora de iniciar cualquier obra.

 
“Entre octubre y noviembre vemos un pequeño repunto, no sé cuál es la causa, pero sí hay un crecimiento que no es en gran escala pero es un aumento. Es una pequeña mejora” dijo Mina consultado por OESTE BA.

Como se mencionó los Certificados Urbanísticos representan un dato clave para analizar. En junio de este año se registraron 24 en la Oficina Municipal, en julio 20. En octubre, el número creció a 32 y si bien noviembre no está cerrado aún, dijeron que el número es mayor. Estos son los datos de los últimos años:

Certificados urbanísticos

2016: 464

2017: 433

2018: 358

2019: 339

Expedientes de obras iniciados

2016: 550

2017: 433

2018: 358

2019: 339

El ingeniero Pablo Pietrobelli, uno de los desarrolladores inmobiliarios de mayor tarea en la ciudad en los últimos años y constructor de edificios en altura, dijo consultado por OESTE BA sobre el momento de la construcción: “Históricamente en épocas de gran de inestabilidad se ve al ladrillo como un refugio de valor, si bien es una inversión más conservadora es la más segura, tranquila y en la que la persona ve materializados sus ahorros en algo tangible. Si ves la evolución de los valores de los terrenos y las propiedades en los últimos 25 años, aún con oscilaciones sostienen su valor”.

En este momento, “quizás hayan otras opciones financieras más rentables, pero para la persona que sólo quiere cuidar sus ahorros y seguir trabajando, el camino más sencillo y claro es la tierra o las propiedades. A su vez hay que ver que no es algo netamente especulativo, es una inversión en la que podés vivir que a su vez pone en marcha a una de las industrias que más fuentes de trabajo genera”. 

“En cuanto a por qué hay interesados en invertir en edificios en particular, me parece que el mercado se ha vuelto más selectivo y se concentra en propuestas probadas y de calidad. En mi caso, lo que se buscaba con Prisma, es un concepto de viviendas en altura, no el clásico departamento”.

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar