El OPDS aprobó el Centro de Tratamiento de Residuos Patogénicos y comenzará a funcionar el nuevo horno pirolítico

Política 14 de diciembre de 2019 Por
La puesta en funcionamiento del nuevo horno pirolítico representa un hito y es uno de los aspectos clave en el marco del proyecto del Polo Ambiental Integral que la Municipalidad presentó en 2016 y se propone reactivar y desarrollar en forma integral a partir del próximo año.
Omar Publi
opds

herfei nueva

El intendente Miguel Fernández anunció ayer en conferencia de prensa que el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) aprobó el Centro de Tratamiento de Residuos Patogénicos y que antes de fin de año se pondrá en funcionamiento el nuevo horno pirolítico instalado en la planta del Prolim.

La puesta en funcionamiento del nuevo horno pirolítico representa un hito y es uno de los aspectos clave en el marco del proyecto del Polo Ambiental Integral que la Municipalidad presentó en 2016 y se propone reactivar y desarrollar en forma integral a partir del próximo año.

Fernández dijo que “después de cuatro años de trabajo intenso, finalmente conseguimos ayer (jueves) la inscripción de nuestro horno pirolítico en el OPDS. Costó mucho este trámite, que fue largo porque hubo que comprar el horno, construir el galpón, hacer la extensión de la red de gas, la planta de rebaje de gas desde la troncal hasta el horno, el estudio de impacto ambiental y, finalmente, seguir el circuito burocrático que requiere este tipo de situaciones”.

“No fue fácil, fue el trabajo mancomunado de mucha gente que trabajó para que esto pase. Ahora falta ponerlo a operar, le pedí a la empresa INCOL que nos dé una mano para que con Tito (González, el encargado) podamos analizar el funcionamiento cuando el horno esté trabajando a pleno y en condiciones seguras”, agregó.

Para el Jefe Comunal “es uno de los logros más importantes de estos cuatro años. Vamos a ir buscando otros puntos, como poder concretar en plenitud el Polo Ambiental sustentable, vamos a ir a Nación y vamos a seguir trabajando para que este centro pueda ser una solución para otros intendentes de la región. Es una alegría resolver un problema que a la Municipalidad le sale una enorme cantidad de plata que se está gastando con una empresa (unos 700 mil pesos por mes desde hace un año)”.

En relación a la puesta en marcha del horno, señaló: “Queremos que esté en funcionamiento antes de fin de año y va a abastecer al sector público de la municipalidad de Trenque Lauquen. No podemos aún operar con el sector privado y otros municipios. Tenemos que hacer un segundo paso que es completar esta planta con un segundo sistema de tratamiento para dar ese servicio (un back up)”.

En relación al servicio, informó que el horno realiza el tratamiento de 125 kilos de residuos por hora. “Instalamos dos contenedores refrigerados para tener capacidad de almacenamiento. Cuando tengamos una escala regional, este horno puede trabajar más horas”.

Fernández recordó que en su momento el horno costó 225 mil dólares, el galpón 1.800.000 pesos y más de un millón de pesos la planta de rebaje. “En pesos la cifra supera los 15 millones, pero hay que tener en cuenta que el actual servicio contratado nos sale 700 mil pesos por mes”, indicó.

El jefe comunal se refirió a algunas críticas que se habían recibido tiempo atrás y dijo que en lugar de salir a responder se optó por seguir trabajando y redoblando el esfuerzo para no desviarse del objetivo que acaba de conseguirse, al tiempo que reiteró que con el horno pirolítico, lo mismo que con el Centro de Rehabilitación y los Geriátricos municipales, todo lo que se haga será en el marco de la legalidad.

HISTORIA

El Prolim contaba con dos hornos pirolíticos adquiridos en 1995 y en estos 24 años fueron reparados en varias oportunidades. Su vida útil se agotó hace muchos años sin tener nunca la habilitación de parte del OPDS.

Esos hornos servían para el tratamiento de los residuos patológicos de carácter hospitalario, como jeringas, guantes usados, restos de sangre, fluidos, elementos cortopunzantes contaminados y todo aquel material que hubiera tenido contacto con microorganismos potencialmente patógenos.

Con la incineración se obtiene la eliminación absoluta de los gérmenes y tóxicos sin dañar el medio ambiente ya que las cenizas que quedan luego del proceso son estériles e inocuas.

La puesta en funcionamiento del nuevo horno pirolítico es uno de los aspectos clave en el marco del proyecto del Polo Ambiental Integral en el que se asentarán diferentes emprendimientos municipales relacionadas a la separación y ordenamiento de residuos sólidos urbanos y su puesta en valor para la comercialización como así también iniciativas relacionadas a la investigación y desarrollo.

cabañas

la nueva carpinteria

Te puede interesar