Organismos de Seguridad alertaron sobre la presencia de pumas en la región

Locales 16 de enero de 2020 Por
En el último tiempo se han incrementado los avistajes de esta especie felina y, por eso, desde la dirección de Flora y Fauna de la provincia, han lanzado una serie de recomendaciones a tener en cuenta.
Omar Publi
puma

herfei nueva

En el último tiempo se han incrementado los avistajes de esta especie felina y, por eso, desde la dirección de Flora y Fauna de la provincia, han lanzado una serie de recomendaciones a tener en cuenta. Así lo informó Radio Laser de Carlos Tejedor.

Muchos productores han manifestado su preocupación a las autoridades de Flora y Fauna debido a la creciente cantidad de avistajes de pumas en la provincia de Buenos Aires. El alerta surgió ante presuntos ataques al ganado en algunos sectores del territorio bonaerense.

Por eso, desde la dirección de Flora y Fauna, dependiente del ministerio de Agroindustria provincial, han difundido información sobre la especie y recomendaciones a tomar ante las posibles apariciones.

El puma es un habitante natural de la provincia de Buenos Aires. Es solitario y territorial. Su dieta depende de la disponibilidad y abundancia de sus presas naturales, siendo sus preferidas el jabalí, la liebre, la mulita y el peludo, la vizcacha y el guanaco.

Los felinos no tienen como hábito atacar a los animales domésticos. Si el ambiente en el que viven ofrece áreas suficientemente grandes para sobrevivir, con recursos alimenticios y poca o ninguna influencia humana, ellos tienden a evitar al hombre y a sus animales domésticos. Por ello, la ausencia o disminución de las presas naturales (por cacería furtiva o por transmisión de enfermedades de animales domésticos) puede resultar en el inicio de los ataques de los grandes felinos a los animales domésticos.

El puma es una especie protegida en la provincia de Buenos Aires, de acuerdo con el Código Rural (Ley Nº 10.081), pero puede potencialmente atacar al ganado. Al ir modificando el hombre, con sus actividades, el hábitat, o permitir en otras provincias la caza, esta especie se ha ido desplazando a áreas de la provincia en que su presencia no era habitual.

Según advirtieron, la caza y tenencia de animales silvestres está prohibida en la provincia de Buenos Aires. Además indicaron que intentar el envenenamiento causa severos daños a otros animales, a las fuentes de agua y a las personas.

QUÉ HACER SI ENCUENTRA UN PUMA:

– No se aproxime a estos felinos, especialmente si se están alimentando o si están con cachorros. Tampoco se acerque a estos animales muertos.
– Aléjese lentamente. Los movimientos bruscos o intentar escapar corriendo disparan el instinto predatorio del felino.
– Deje lugar para que el animal pueda escapar, para que no se sienta acorralado. Si bien los animales silvestres son impredecibles, normalmente evitan el enfrentamiento con humanos.
– En caso de estar con un menor hay que alzarlo. Los niños suelen asustarse fácilmente y sus movimientos pueden provocar un ataque del puma.
– Agrande su imagen corporal y nunca le dé la espalda. Mire al puma a los ojos y adopte una postura que refleje seguridad. Levante los brazos, agite alguna prensa o mochila. No se agache ni intente esconderse.
– Si encuentra crías de puma, déjelas en su lugar. La hembra pudo haber ido a cazar para alimentarlas y pronto regresará.
– De aviso a la dirección de Flora y Fauna.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR ATAQUES AL GANADO:

– Disminuya al máximo la cacería de presas naturales (guanacos, vizcachas, mulitas, peludos, etc.).
– Evite soltar animales domésticos en zonas boscosas cerca de fuentes de agua.
– Lleve a los animales domésticos en las noches a zonas más seguras.
– Acompañe a animales vulnerables a la depredación con animales adultos y experimentados que los defiendan.
– De ser posible, mantener en las fincas perros pastores que los puedan alertar ante la presencia de felinos.
– Reduzca al mínimo el número de individuos enfermos y débiles manteniendo un buen control sanitario.
– Mejore los sistemas de encierro y cercado en la finca. De ser posible utilice cercado eléctrico.
– Implemente iluminación en la zona de encierro de los animales.
– Brinde un manejo adecuado a cadáveres de animales que hayan perecido por otras causas para evitar su consumo por carnívoros.
– Construya reservorios o pozos de agua en zonas despejadas.

cabañas

la nueva carpinteria

Te puede interesar