La inflación del 2019 fue la más alta en 28 años; cerró en 53,8%

Nacionales 16 de enero de 2020 Por
La inflación de diciembre fue del 3,7 por ciento, con lo cual el 2019 cerró con un alza de precios del 53,8 por ciento, informó ayer el Indec.
Omar Publi
inflacion

herfei nueva

La inflación de diciembre fue del 3,7 por ciento, con lo cual el 2019 cerró con un alza de precios del 53,8 por ciento, informó ayer el Indec. Se trata de la inflación más abultada desde 1991, cuando la hiperinflación daba sus últimos coletazos.

El rubro alimentos y bebidas registró un alza del 56,8 por ciento en el acumulado del año, lo cual junto a la suba del 51,2 por ciento que había tenido en 2018 profundizó el deterioro de los indicadores sociales. Otro rubro que impulsó la inflación fue salud, que agrupa los aumentos de medicamentos y prepagas, con un incremento del 72,1 por ciento en 2019.

No hay materia económica en donde el gobierno de Mauricio Macri haya fracasado de manera tan grotesca como en la inflación.

Desde aquellas recordadas frases del ex presidente acerca de que “terminar con la inflación es lo más fácil que hay” y que “la inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar” hasta los constantes pifies en las metas de inflación por parte del Banco Central, pasando por una infinidad de pronósticos errados de parte de los ex miembros del equipo económico, la gestión Cambiemos hizo todo mal para procurar bajar el ritmo de los precios.

La inflación de diciembre estuvo impulsada por el incremento del 3,1 por ciento en alimentos y en bebidas. Se destacaron las alzas en el asado (9,8 por ciento), cuadril (6,8) y nalga (6,7), yerba mate (5,8), galletitas de agua (10,4) y arroz blanco (4,9). El alza anual en alimentos y bebidas no alcohólicas es del 56,8 por ciento, que se monta sobre una suba del 51,2 por ciento a lo largo del 2018, de modo que en dos años, el rubro más sensible para el bolsillo de los hogares sufrió un aumento acumulado del 137 por ciento. El fuerte encarecimiento de los precios de los alimentos trajo como consecuencia el aumento de la pobreza y la indigencia.

Equipamiento del hogar registró un aumento mensual del 5,4 por ciento y llegó en el año al 63,7 por ciento, afectado por las sucesivas devaluaciones del peso. En cambio, por debajo del índice general de inflación quedaron los servicios públicos ligados al hogar, con un avance del 2,1 en diciembre y del 39,4 por ciento en doce meses. A diferencia de lo que pasó en 2016, 2017 y 2018, cuando las tarifas de luz, gas y agua subieron muy por encima del resto de los precios, en 2019 tuvieron un incremento a comienzos del año y luego quedaron congeladas para apuntalar el proyecto de relección de Macri.

cabañas

la nueva carpinteria

Te puede interesar