PSICOLOGÍA. Reacciones y emociones en épocas de aislamiento

Locales El miércoles Por Diario Lider
En este caso el licenciado Gonzalo Reyes, secretario general del Colegio, se refirió a las reacciones ante estas situaciones y las emociones generadas. Dio un consejo sobre el final "aprender a conocer nuestra mente". 
psicolo

herfei nueva

El Colegio de Psicólogos de la Pcia. de Buenos Aires distrito II Trenque Lauquen busca ayudar a la comunidad, a través de sus matriculados, con aportes desde la ciencia Psicológica para atravesar de la mejor manera el aislamiento social obligatorio dispuesto por el gobierno nacional en el marco de la pandemia del Coronavirus. 

En este caso el licenciado Gonzalo Reyes, secretario general del Colegio, se refirió a las reacciones ante estas situaciones y las emociones generadas. Dio un consejo sobre el final "aprender a conocer nuestra mente". 

¿Cómo reacciona nuestra mente ante la información sobre el COVID-19?

Los seres humanos estamos permanentemente recibiendo y procesando información del entorno cercano (que en estos momentos es excesiva y monotemática) que nos llega desde diversas fuentes: medios de comunicación, redes sociales, el comentario del vecino, etc., dando como resultado un ESTADO EMOCIONAL particular en cada sujeto.

Es a través de las emociones que tomamos consciencia del SUFRIMIENTO y nos vemos en la necesidad de cambiar algo (aunque en principio no sepamos qué es lo que debemos cambiar). Aunque tienen muy mala fama y nos cuesta aceptarlas, las “EMOCIONES DISPLACENTERAS” como la angustia, tristeza, enojo, ansiedad, etc., nos alertan sobre algún peligro o amenaza (real o fantaseada) que puede estar acechándonos, por lo que “nos sirven” para protegernos.

¿Dichas emociones son siempre sanas?

Definitivamente no. Cuando son demasiado INTENSAS o perduran por un tiempo mayor a lo esperable, pueden llegar a consolidar perturbaciones emocionales significativas que requieran de un abordaje psicoterapéutico.

¿Qué es lo que puede generar dichas perturbaciones?

En determinadas situaciones, incurrimos en aquello que se denomina DISTORSIONES COGNITIVAS, que serían modos erróneos de interpretar la información que nos rodea, generando consecuencias negativas para la persona.

Existen múltiples distorsiones cognitivas, pero aquí mencionaremos algunas pocas:

INFERENCIA ARBITRARIA: consiste en dar por hecho determinadas suposiciones aunque no exista evidencia suficiente para ello. Ejemplo: “Estoy seguro que me voy a enfermar gravemente y las consecuencias serán terribles”
PENSAMIENTO DICOTÓMICO: consiste en valorar los acontecimientos de forma extrema, sin tener en cuenta los aspectos intermedios. Ejemplo: “Acá no llegará el virus” o “nos vamos a infectar todos”
ABSTRACCIÓN SELECTIVA: consiste en centrar la atención en aquellos aspectos negativos e inadecuados, acordes a nuestros esquemas e ignorar o apenas tener en cuenta el resto de información. Ejemplo: “Tengo unas líneas de fiebre, entonces seguro me contagié el virus”, sin pensar en que la fiebre puede ser por otra causa.
RAZONAMIENTO EMOCIONAL: se refiere a la suposición, por parte de las personas de que sus emociones reflejan como son las cosas. Creer que lo que se siente emocionalmente es cierto necesariamente. Ejemplo: “Siento mucha angustia en estos momentos… eso quiere decir que me estoy por enfermar”
Cabe aclarar que frecuentemente las personas incurrimos en estos errores de interpretación, pero en situaciones de excesivo ESTRÉS, suelen tener mayor lugar en nuestros pensamientos.

Cuanto más conozcamos sobre cómo funciona nuestra mente, más posibilidades de ser críticos con ella y “descubrirla” en sus engaños cotidianos.

Lic. Gonzalo Reyes – MP 5191

Secretario General Colegio de Psicólogos distrito II, Trenque Lauquen

cabañas

la nueva carpinteria

Te puede interesar