Se cumplen 20 años del primer Superliga que ganó Las Guasquitas

Deportes 11 de mayo de 2020 Por Diario Lider
Ni River, ni Boca. La primera Superliga de Fútbol la ganó Las Guasquitas hace 20 años escribió para Oeste BA el periodista Lisandro Beperet para contar la historia del que seguramente es el título más importante del club "Colono". Aquí la nota que fue publicada hoy en el medio colega. 
colonia

herfei nueva

Ni River, ni Boca. La primera Superliga de Fútbol la ganó Las Guasquitas hace 20 años escribió para Oeste BA el periodista Lisandro Beperet para contar la historia del que seguramente es el título más importante del club "Colono". Aquí la nota que fue publicada hoy en el medio colega. 

El club de Trenque Lauquen se consagró campeón en el año 2000 de un torneo que fue denominado así por el entonces presidente liguista, Marcelo Cotos, quien acordó con su par de la Liga Cultural Deportiva con asiento en Tres Lomas, la organización de un certamen sin precedentes y con la participación de 14 equipos, 8 de la Liga Trenquelauquense de Fútbol, y el resto de varias localidades de la región.

Por entonces, la “Colonia” -dirigida por Raúl Orellana- era un equipo futbolísticamente humilde pero con un gran compromiso de trabajo, integrada por jóvenes comprometidos con un proyecto serio, y convencidos que tenían el potencial suficiente para pelear por el título.

El campeonato se dividió en dos Torneos. Las Guasquitas ganó el primero (igualó en puntos con Atlético Trenque Lauquen pero tuvo mejor diferencia de gol) después de derrotar como visitante en la última fecha a Villa del Parque de Casbas, en Garré. El partido terminó 3-1 y los goles del “Rojo” fueron anotados por Leonel “Chana” Galván y Leonardo Vera, en dos oportunidades.

En ese partido, jugó Eduardo “Bochita” Brizuela, que en ese momento también era presidente del club. Una gran caravana acompañó al equipo, y luego otro grupo importante de hinchas lo esperó en el acceso para festejar por el centro de la ciudad.

OTRA GRAN FINAL

El Torneo Clausura de la Superliga 2000 fue para Argentino de Trenque Lauquen, por lo que hubo que definir el título del año en un ida y vuelta apasionante.

En la ida y jugando de local, Las Guasquitas ganó 1 a 0 (gol de Leo Vera), y en la revancha en campo “decano” fue empate 1 a 1 y título para los dirigidos por Orellana (Mauricio Pescara en contra, y Miguel Sánchez, los goles).

El campeón formó en las dos finales con el mismo equipo: Daniel Lépori en la valla, Leonel Bauchi, Gastón Devito, Carlos “Cacho” Ramos y Jorge Michelli en la defensa, Mauricio Galmez, Marcelo Butler y Pablo Perego en el mediocampo, Leonel Galván como como nexo creativo, y Jorge “Tito” González y Leonardo Vera los delanteros. También ingresaron en esos dos partidos, Marcelo “Chela” Sánchez, Sebastián Villanueva, Eduardo Brizuela, Marcelo Lugones y Mariano Barella.

En ese certamen, además de los equipos mencionados hasta aquí, participaron Ferro Carril Oeste, Barrio Alegre, Monumental, Atlético y Huracán de Pellegrini, Unión Deportiva y Atlético Argentino de Tres Lomas, Juventud Unida de Treinta de Agosto, y Cecil A.Roberts y Jorge Newbery de Salliqueló.

GALMEZ Y ORELLANA

Ver las fotos y hablar del tema, le trae muy buenos recuerdos a Mauricio Galmez. “Después de tantos años me quedaron muchos amigos de esa temporada. Es más, pensábamos reunirnos para celebrarlo” pero por la cuarentena ese festejo está postergado, le explicó el ex futbolista a OESTE BA.

Sobre aquel Superliga 2000, el volante central no dudó en asegurar que el de Las Guasquitas “era un muy buen equipo, muy parejo en todas las líneas. Éramos fuertes, atacábamos mucho y metíamos muchos goles porque teníamos contundencia”. Y reconoció que fue su título más importante “porque fue el primer Superliga y de gran trascendencia zonal, jugando para un club muy chico”.

Por su parte y consultado por este medio, el entonces director técnico “colono”, Raúl Orellana, aseguró que el 2000 “fue para mí un excelente año”, sobre todo porque “se trabajó intensamente con un grupo de muchachos serios, responsables, comprometidos y fundamentalmente amigos”. Con todo eso -afirmó Orellana- “no se puede pedir más nada, fui feliz”.

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar