Un rivadaviense, en el equipo que desarrolló un dispositivo para que dos pacientes compartan un respirador

Locales 21 de mayo de 2020 Por Diario Lider
Dado que parte de los requerimientos de los equipos que se necesitaban fabricar eran de tipo mecánico, el desafío comenzó por el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Facultad de Ingeniería. El responsable de esa área, Hernán Svoboda, conformó un grupo con docentes e investigadores propios y de otras áreas y dio inicio al proyecto RespirAR UBA.
riva covid

herfei nueva

La escasez de respiradores que afectó a España e Italia por la gran cantidad de enfermos graves por coronavirus que los necesitaban a la vez despertó el ingenio de este lado del Atlántico. Un grupo de profesionales de la UBA desarrolló un dispositivo para que, en un caso extremo, dos personas compartan respirador. Uno de los cerebros de este avance tecnológico es un rivadaviense. Se trata del ingeniero Martín Cabaleiro.

Dado que parte de los requerimientos de los equipos que se necesitaban fabricar eran de tipo mecánico, el desafío comenzó por el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Facultad de Ingeniería. El responsable de esa área, Hernán Svoboda, conformó un grupo con docentes e investigadores propios y de otras áreas y dio inicio al proyecto RespirAR UBA.

Uno de los productos salidos de este programa es un dispositivo relacionado con la ventilación invasiva. Es el sistema de ampliación de las capacidades de los respiradores artificiales. El mismo permite que, teniendo un solo respirador, se pueda ventilar a dos pacientes, es decir, duplicar la capacidad de un ventilador convencional.

Guillermo Artana es el director del laboratorio de Fluidodinámica de la Facultad de Ingeniería, donde se llevó adelante el diseño y desarrollo de este dispositivo, llamado ACRA (Ampliación de las Capacidades de Respiradores Artificiales). A sus órdenes trabajó el ingeniero rivadaviense Martín Cabaleiro.

Martín es nacido en América. Hizo el colegio en Nuevo Surco. Al terminar el secundario se trasladó a Buenos Aires para estudiar en la UBA. Allí obtuvo el título de ingeniero Mecánico. Se especializó en Fluidos. Hoy tiene la satisfacción de haber contribuido al desarrollo de un avance tecnológico que puede duplicar la capacidad de respiradores en todo el país.

Si bien el equipo que integra Cabaleiro lleva sólo 45 días de trabajo, el sistema se encuentra en una etapa avanzada de desarrollo. Actualmente un prototipo experimental es testeado en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital de Clínicas con pulmones artificiales. Esperan extender ese testeo en otros hospitales de la UBA, así como también en otros hospitales de CABA. El objetivo de lograr introducir correcciones al dispositivo en base a la opinión de los médicos, pero también a que ellos logren una familiarización.

Para completar el proceso de RespirAR UBA, habrá que esperar la aprobación y certificación de los productos por parte de las autoridades competentes, en este caso, de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Fuente: Tiempo del Oeste de Rivadavia

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar