En abril el empleo registrado sufrió su mayor caída en 18 años

Nacionales 08 de junio de 2020 Por Diario Lider
Los registros del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) habían anticipado la reducción en 12.000 de las empresas que pudieron cumplir en abril con el pago de los aportes y contribuciones sobre la nómina salarial de 1,3 millones de trabajadores en relación de dependencia aunque, de ese total, 254.000 se agregaron en los últimos 12 meses.
uom traba

herfei nueva

Según el Ministerio de Trabajo, las drásticas caídas que en abril registraron los índices del Indec de producción industrial, en particular del rubro de la construcción, fueron determinantes en la abrupta disminución del empleo formal, pese a que el Gobierno dispuso la prohibición de los despidos sin justa causa a través del decreto 329/2020 del 1 de abril, prorrogado hasta el 31 de julio.

Los registros del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) habían anticipado la reducción en 12.000 de las empresas que pudieron cumplir en abril con el pago de los aportes y contribuciones sobre la nómina salarial de 1,3 millones de trabajadores en relación de dependencia aunque, de ese total, 254.000 se agregaron en los últimos 12 meses.

La encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo, refleja una baja del empleo registrado del 0,6% para cerrar un mes de abril con datos que no se observaban desde la crisis de 2002, una de las más duras que se recuerde en la historia nacional. Al tiempo, una caída de 3,1% del total de los puestos de trabajo en la comparación interanual no ocurría desde febrero de 2003, año en que llegó Néstor Kirchner al poder.

El universo relevado por la EIL es de 63.263 empresas con un total de 3.222.013 empleados en relación de dependencia, sobre un total de 526.434 que presentaron sus declaraciones juradas con aportes personales y contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsión Argentino (SIPA) correspondiente a 7.789.348 trabajadores.

Cruzados por la pandemia y en medio del aislamiento social plenamente vigente en la zona más poblada de la Argentina, el AMBA, el relevamiento de las expectativas respecto a la evolución futura del empleo, sigue en picada.

Si se observa por rama de actividad el primer lugar con un 21% es para la construcción; 3,1% en la industria manufacturera y 2,9% en el agregado del comercio, gastronomía y hoteles.

A nivel regional la caída de los puestos de trabajo en los últimos 12 meses fue liderada por Jujuy con 8,5%; seguida en segundo lugar por Gran Mendoza 4,9%; Gran Córdoba 4,1%, y Gran Buenos Aires y Gran Santa Fe 3,1%, y Gran Resistencia 3%, donde el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio se cumplió con mayor rigor, no sólo por el decreto de necesidad y urgencia, sino por la parálisis de las actividades productivas y comercial que impuso la aparición de casos de la COVID-19.

Las expectativas netas de aumento de personal, reflejadas en la diferencia entre la proporción de empresas que esperan aumentar sus dotaciones y aquellas que esperan disminuirlas, se ubicaron en el valor más bajo de la serie (6,8%), continuando la tendencia del mes pasado. Del 9,2% de las empresas que declararon que harán cambios en sus dotaciones en los próximos 3 meses, “el 8% esperaba disminuir la dotación y sólo un 1,2% estima que la aumentará”, agregó la EIL.

La Encuesta de Expectativas del Indec para el trimestre mayo a julio próximo arrojó reducciones del plantel en 46,5% entre las empresas que se concentran en la obra pública y en 44,2% de las que se dedican principalmente a la construcción privada. Sólo presupuestaron incorporaciones netas el 5,6% y 2,3%, en el mismo orden.

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar