Marta Cohen, médica trenquelauquense, contó detalles de la vacuna contra el coronavirus

Locales 22 de julio de 2020 Por Diario Lider
Cohen es una prestigiosa patóloga pediatra y perinatal. Desde 2003 vive en Sheffield. Allí se desempeña como jefa del Departamento de Histopatología del Hospital de Niños de esa ciudad. Además, es consultora, docente e investigadora. En las últimas horas se conoció un video donde explica con claridad meridiana los puntos clave de la ya conocida como “Vacuna Oxford”.
cohen

herfei nueva

La posible vacuna contra el covid-19 que está desarrollando la Universidad de Oxford ha mostrado respuestas positivas en las fases de testeo. Marta Cohen es una médica de Trenque Lauquen que vive en Inglaterra desde hace años. Ella ve dos claves en la potencial efectividad: los anticuerpos específicos contra este coronavirus y los linfocitos T.

Cohen es una prestigiosa patóloga pediatra y perinatal. Desde 2003 vive en Sheffield. Allí se desempeña como jefa del Departamento de Histopatología del Hospital de Niños de esa ciudad. Además, es consultora, docente e investigadora. En las últimas horas se conoció un video donde explica con claridad meridiana los puntos clave de la ya conocida como “Vacuna Oxford”.

Los resultados generaron grandes expectativas este lunes, tras mostrar que es segura y capaz de provocar una respuesta inmune en la fase de pruebas. Los ensayos, en los que participaron 1.077 personas, mostraron que la vacuna genera anticuerpos y los llamados linfocitos T, que pueden combatir el coronavirus. Así lo informó la BBC.

Los hallazgos del laboratorio británico son alentadores, pero hay que enfatizar que todavía es demasiado pronto para saber si esto es suficiente para garantizar protección. Aún falta demostrar si la vacuna puede evitar que las personas se enfermen o incluso disminuir sus síntomas.

La vacuna, llamada ChAdOx1 nCoV-19, está hecha de un virus genéticamente modificado que causa el resfriado común en los chimpancés. Se modificó en gran medida para que no pueda causar infecciones en las personas y también para hacer que "se parezca" más al coronavirus.

Para modificarla, los investigadores le transfirieron a la vacuna información genética de la "proteína espiga" del SARS-CoV-2, la herramienta crucial que utiliza el coronavirus para invadir nuestras células. Esto significa que la vacuna se parece al coronavirus, y esto le da al sistema inmune la posibilidad de aprender cómo atacarlo.

El foco de los estudios sobre coronavirus se ha centrado mayormente en los anticuerpos, pero estos son solo una parte de nuestra defensa inmune. Los anticuerpos son pequeñas proteínas producidas por el sistema inmunitario que se adhieren a la superficie de los virus.

Los linfocitos T, en cambio, son un tipo de glóbulo blanco que ayuda a coordinar el sistema inmunitario y que pueden detectar qué células del cuerpo han sido infectadas y destruirlas. Casi todas las vacunas efectivas inducen tanto anticuerpos como linfocitos T.

 

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar