Vecinos Autoconvocados van por una Zona de Resguardo de 1.500 y 3.000 metros sin fumigaciones

Locales 14 de septiembre de 2020 Por Diario Lider
"Necesitamos saber si contamos con tu apoyo para pedir a las actuales autoridades municipales y provinciales Zonas libres de Agrotóxicos: 1500 metros sin pulverizaciones terrestres y 3000 metros sin pulverizaciones aéreas. Tu firma es nuestro respaldo", indicaron los Vecinos Autoconvocados.
fumi

herfei nueva

"Necesitamos saber si contamos con tu apoyo para pedir a las actuales autoridades municipales y provinciales Zonas libres de Agrotóxicos: 1500 metros sin pulverizaciones terrestres y 3000 metros sin pulverizaciones aéreas. Tu firma es nuestro respaldo", indicaron los Vecinos Autoconvocados al publicar para la firma digital en internet y por redes sociales. 

"En nuestro territorio se usan gran cantidad de agrotóxicos en los campos y cerca de la ciudad y muchos de ellos afectan directamente nuestro sistema inmune, nuestra fertilidad, el desarrollo de los niños y niñas también se ven afectados silenciosamente, sin que nos demos cuenta. Estos agroquímicos pueden contribuir en la aparición de enfermedades como cáncer, hipotiroidismo, problemas respiratorios, celiaquía -entre otras-", mencionan en los considerandos de lo que será seguramente a futuro un pedido a las autoridades locales. 

Asimismo, indican que "durante muchos años hemos mostrado el impacto de los agrotóxicos en la arboleda de nuestra ciudad: sus hojas enroscadas, puntiagudas, dobladas, fueron la cara visible de un aire envenenado, ya que posiblemente habían sufrido la deriva de algún herbicida. Luego la Universidad del Litoral demostró mediante un análisis que árboles de la planta urbana tenían dosis de 2, 4-D y Atrazina. Lo habían respirado, como nosotros". 

"Hay trazas, vestigios de estos químicos en el agua. El año pasado pudimos hacer un estudio en el Inta de Balcarce en cinco muestras, y todas tenían pequeñas cantidades de agrotóxicos. Estas cantidades por ahora son mínimas...pero ¡¿podemos continuar sin darle importancia?", se preguntaron.

Además resaltaron que "estuvimos encuestando dos barrios de nuestra ciudad, los más cercanos al campo: Barrio Centenario Evita y Barrio Parque. Las enfermedades que en otros pueblos fumigados son estudiadas están presentes entre estas familias. Pensamos que una situación similar ocurre en la Ampliación Urbana a 300 metros de donde se pulverizan agrotóxicos ¿tendrán que seguir el mismo camino de enfermedad quienes allí viven?".

Por todo esto "pensamos que 1500 metros de una Zona de Resguardo (alrededor del centro poblado) puede ayudar a disminuir el riesgo de que respiremos derivas de agrotóxicos. Una Zona de Resguardo ES UNA ZONA PRODUCTIVA, que preserva la salud de los vecinos y también es una oportunidad para la VIDA, para que se desarrollen producciones como las agroecológicas y orgánicas, que generan trabajo, un ambiente diverso y alimentos sanos. Una chance a las abejas y a la actividad apícola, que hoy se ve directamente afectada por el impacto de insecticidas", sostienen.

Y opinaron que esto "contribuiría a que tuviéramos producciones cercanas de alimentos libre de agrotóxicos, que fortalecen nuestra comida diaria, como hoy empezamos a tener harinas, huevos y verduras. Imagínate muchas de estas producciones al alcance de todos", le dicen a otros vecinos.

Y explicaron que "la pulverización con avión, todavía es más peligrosa que con máquinas terrestres. Por esto pedimos que sean 3000 metros la distancia de los sobrevuelos de aviones fumigadores. Y que se cumplan las distancias de vuelo. La ciencia ha demostrado que los 2000 metros que hoy establece la ley provincial, son insuficientes. También pensamos que cuando las Escuelas Rurales vuelvan a tener niños en sus aulas, deben ser protegidos no solo del virus, sino de todo químico que pueda impactar en su sistema inmune. Es necesario proteger la infancia, el sector siempre más vulnerable".

Y aclararon que "las tomas y reservorios de agua son nuestro futuro. Establecer distancias reales de protección, así como estudios que monitoren su calidad, es una necesidad urgente. Te pedimos que recuerdes que hay muchas formas de proteger la salud. Pensamos que con estas medidas estaríamos ayudando a tener un ambiente más sano, y así la salud de todos, de nuestros hijos, nuestros nietos, nuestros abuelos, nuestros padres, y el lugar donde vivimos, saldría ganando".

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar