Construir futuro: Un Taller con voces de las infancias y juventudes

Locales 17 de septiembre de 2020 Por Diario Lider
La Seccional Trenque Lauquen de Atilra, en articulación con el Taller de Comunicación Popular “Espacio Catalejo”, promovió durante agosto el taller denominado “Voces del Presente”, destinado a hijas e hijos de trabajadorxs de la industria láctea con el objetivo de pensar el mundo desde las infancias y juventudes a partir de ejes como pandemia, escuela y trabajo.
atilra

herfei nueva

Con la idea de que las infancias y juventudes ofrezcan sus propios relatos sobre el mundo que habitamos en el marco de la pandemia del coronavirus, la Seccional Trenque Lauquen de Atilra llevó a cabo en agosto el Taller de Comunicación “Voces del Presente” (Relatos jóvenes para construir futuro), concretado en articulación con el Taller de Comunicación Popular “Espacio Catalejo”. 

La propuesta fue destinada a hijas e hijos de trabajadores de la industria láctea afiliados a la Seccional Trenque Lauquen y se desarrolló sobre tres ejes centrales: pandemia, escuela y trabajo.

Las actividades fueron libres, cada participante optó por una forma de expresión para relatar sus pensamientos y vivencias, que tomaron forma de fotografías, dibujos, videos, escritos y audios de whatsapp.

Se realizaron dos encuentros por la plataforma Zoom para estudiantes de secundaria y un intercambio permanente vía telefónica con madres y padres de niñas y niños de primaria como modo de acompañar las actividades.

La propuesta fue experimental, pensada desde el gremio para que a partir de esta experiencia se puedan planificar talleres y diferentes actividades, teniendo en cuenta las preocupaciones y deseos plasmados en “Voces del Presente”.

En este sentido, desde la Seccional Trenque Lauquen de Atilra manifestaron que “las infancias tiene que ofrecer su propio relato, tenemos que escuchar sus voces y en la medida de lo posible pensar acciones que tengan que ver con sus deseos y de esa manera poder transformar las realidades”.

Participaron de la propuesta niñas, niños y adolescentes de las localidades pampeanas de General Campos y Catriló; Beruti y Trenque Lauquen, quienes recibieron una bolsa con presentes por haber formado parte del Taller.

Decir el mundo en pandemia

“Tengo una casa calentita, comida, buena salud, estoy protegida y mis familiares y amigos están sanos. Generé empatía por toda esa gente que tiene al menos un caso contrario al mío, por lo que pensé en el gran compromiso que tenemos cada uno de nosotros en cuidarnos quedándonos en casa, y tengo gran esperanza en que cumplamos nuestro futuro compromiso: Cuidar mejor el planeta y a nosotros mismos, para evitar volver a arriesgar nuestras vidas con una situación así”. El relato pertenece a una adolescente participante del Taller, quien al hablar de la escuela en casa cuestionó las herramientas implementadas desde la institución educativa: “Al principio de las clases online me sentí motivada, ya que era un formato diferente y pensé que haciendo todo desde casa sería más cómodo y sencillo, pero al avanzar las clases me di cuenta de lo mucho que me comenzó a costar el aprendizaje. Tuve que recurrir a familiares y amigos para que me ayuden a entender algunas cosas” dijo.

Otra de las protagonistas de “Voces del Presente” reveló que esta forma de educarse le generaba una contradicción porque, por un lado, “podemos copiarnos y entregar trabajos sin necesidad de estudiar tanto, pero también estoy preocupada porque cuando empiece la Universidad no voy a contar con ciertos conocimientos”.

Sobre la escuela se presentaron preocupaciones, reclamos y también propuestas: “La escuela virtual podría mejorar. Si se le ponen horarios más recurrentes a las clases (en vez de una sola cada dos semanas), al haber mejor comunicación podríamos aprender mejor, ya que se exigiría un poco más, pero cuando tenemos clases online se presentan los siguientes obstáculos: La maestra tiene algún fallo con el internet, el video se ve mal o pixelado, la mitad de los alumnos tienen problemas para conectarse a la reunión virtual, entre otros. Y cuando pudimos solucionar todo esto (si es que podemos), ya pasó más de la mitad de la clase, lo cual es algo que fastidia y desmotiva a conectarte en la próxima reunión”.

De continuar tanto la escuela como ciertos trabajos de forma virtual, se advirtió en el Taller que “podríamos perdernos de hacer amistades por encerrarnos de lunes a viernes”.

Otro de los participantes reconoció que el sistema educativo “no funciona” de esta manera, ya que “los trabajos son muy fáciles de manipular a la vez que el engaño a los profesores”. “No aprendí mucho” es otra de las frases que se repite entre quienes formaron parte de la propuesta al referirse a la modalidad que tomó la escuela durante la pandemia.

Entre las reflexiones de las y los adolescentes participantes del Taller se habló sobre la pandemia como “un enemigo silencioso” comparando la situación con “una persona que saca datos de ti para humillarte y se hace pasar por tu amigo”.

Las palabras en tiempos de Covid

Las y los participantes del taller formaron parte de la propuesta enviando fotografías, dibujos, escritos y relatos grabados con sus teléfonos. Compartieron imágenes que resumieron los días de confinamiento y también la experiencia de la escuela a través de la virtualidad. También, realizaron entrevistas a sus madres o padres sobre su trabajo en la industria láctea en tiempos de pandemia.

Jóvenes, adolescentes, niñas y niños le pusieron palabras a los días en tiempos de Covid. Mencionaron las más escuchadas, como coronavirus, virus, virtual, classroom, barbijo, covid-19, casa, alcohol, contagios, fiebre, salir, extrañar, riesgo, casos, desabastecimiento de recursos, pandemia, higiene, quedarse en casa, contagios.

Y agregaron las propias: Angustia, compromiso, catastrófico,  esperanza y paciencia.

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar