OPINIÓN. "No es la primera vez, que sea la última"

Locales 21/10/2020 Por Diario Lider
Escribe: Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen Especial para Diario Líder
movil poli

herfei nueva

El martes 13 de octubre, por la tarde, un menor de 15 años fue aprehendido en Trenque Lauquen luego de escapar con su moto de un control policial. Le adjudican haber insultado a los agentes de tránsito y usar su casco como elemento contundente contra uno de esos agentes.

¿La ley argentina permite en tal caso golpear a un menor de edad, dentro y fuera de la Comisaría? No, absolutamente no. Por lo tanto, de confirmarse lo que contó el menor a sus padres, y lo que la familia denunció luego en la Fiscalía de turno, estamos en presencia de un grave delito (apremios ilegales si se trata de golpes en la calle, torturas si se trata de golpes en la dependencia policial).

Según comentó públicamente Estela, madre del menor, había una primera historia clínica de su hijo que no denotaba la golpiza. Pero una segunda revisión médica en el Hospital habría confirmado la existencia de numerosos impactos en el cuerpo de su hijo. Estela dijo que incluso el comisario Sebastián Bartolomé admitió la existencia de golpes (hematomas, zonas rojizas en la piel del cuello y la oreja, por ejemplo), antes de que la familia se retirara de la Comisaría.

La Fiscalía de turno (a cargo del Fiscal Butti) aconsejó a los padres del menor la denuncia, que fue efectivizada. El Fiscal derivó rápidamente las actuaciones al Cuerpo de Instructores Judiciales, que debe intervenir ante hechos de violencia institucional. Es decir que ya se están siguiendo los canales legales correspondientes, y esperamos que el Poder Judicial avance decididamente en el establecimiento de las responsabilidades penales de los efectivos policiales denunciados (que hasta donde sabemos son dos agentes varones y una agente femenina, la cual, según cuenta Estela, se burlaba del menor en la medida que éste gritaba y sollozaba).

También la angustiada madre del menor protagonista de estos hechos refiere que tanto el Comisario Bartolomé como luego el Comisario Arregui le dijeron que "ésta es la primera vez que pasa algo así". Nosotros, con una experiencia de 20 años en la materia, replicamos que no es verdad, que sucesos tan inadmisibles como el que se denuncia han venido pasando en Trenque Lauquen desde hace rato, varios expuestos en la Fiscalía, muchos otros no, por el temor a represalias (el caso Morard, octubre de 2001, es paradigmático, pero no es el único, ni muchísimo menos).

Coincidimos con el Fiscal Butti, en cuanto a que no constituiría una práctica sistemática, pero de allí a plantear que nunca antes pasó algo similar (como expresaron los Comisarios) hay un largo trecho. De modo que en vez de postular lo ocurrido como una excepción, los funcionarios a cargo de las fuerzas policiales locales deberían asegurar que este suceso, de confirmarse su extrema gravedad, será el último de la serie (no es sencillo, pero tampoco imposible: habría que capacitar e insistir internamente hasta el cansancio que todo/a integrante de "las fuerzas del orden" es el/la primero/a que tiene que respetar a rajatabla los procedimientos legales). 

la nueva carpinteria

lybra

Te puede interesar