Reiteran la importancia de vacunar a las mascotas contra la rabia

Locales 22/05/2021 Por Diario Lider
Los vecinos pueden acercarse a las instalaciones del Centro de Zoonosis (Urquiza 1155) de lunes a viernes de 7 a 13 para vacunar a sus mascotas.
Vacunacion-Antirrabica-5

herfei nueva

moita publi

Después de confirmarse un caso de rabia humana en el partido bonaerense de Coronel Suárez, el Centro de Zoonosis municipal reitera la importancia de vacunar a los perros y gatos para prevenir la enfermedad.

Los vecinos pueden acercarse a las instalaciones del Centro de Zoonosis (Urquiza 1155) de lunes a viernes de 7 a 13 para vacunar a sus mascotas.

La titular del área, Rosario Guarrochena comentó que “nosotros vacunamos contra la rabia a perros y gatos durante todo el año; es una vacuna anual que se da a los animales a partir de los tres (3) meses de edad, es obligatoria y en el Centro de Zoonosis es gratuita, aunque los vecinos también pueden dirigirse a las veterinarias particulares”.

La funcionaria apeló a la toma de conciencia y reiteró la importancia de vacunar también a los gatos porque “generalmente la gente es reacia a vacunar a los gatos, porque es más complicado traerlos, pero tienen que ser responsables y asegurarse que las mascotas tengan la vacuna antirrábica colocada”.

Acerca de la enfermedad, Guarrochena explicó que “la rabia es una zoonosis, es decir que se transmite al ser humano a través de la mordedura entonces lo que hay que hacer es tener a los animales vacunados”.

Asimismo, recordó que “el reservorio de la rabia es el murciélago y es endémico en el norte del país donde hay murciélagos vampiros que se alimentan de sangre y por lo tanto ahí transmiten el virus rábico a los bovinos y caballos” y si bien dijo que en esta zona “no hay vampiros, los murciélagos son insectívoros, transmiten igual la enfermedad”.

A modo de ejemplo la funcionaria señaló que “un gato que juega con un murciélago (ambos tienen hábitos nocturnos) puede contraer la rabia y el gato va a morder a su dueño porque la rabia es una enfermedad neurológica que descompagina el sistema nervioso central y el animal se vuelve agresivo en la primera fase de la enfermedad, luego pasa a una fase de depresión y después el animal muere al tener rabia”.

Por lo tanto, Guarrochena pidió a la persona que fue mordida por un gato o un perro que “se acerque al Hospital para que le hagan la curación correspondiente y así nosotros (Zoonosis) podemos controlar durante diez (10) días al animal que lo mordió para ver si tiene la sintomatología de rabia”.

la nueva carpinteria

Te puede interesar