A 10 años de la desaparición de Germán Casarini, el crudo relato de su madre

Locales 28/08/2021 Por Diario Lider
Un testimonio para leer, dimensionar y reflexionar sobre este caso que consternó a la comunidad regional y lo sigue haciendo. Parece mentira pero no hay novedades una década después.

juntos noviembre 1

casarini

moita publi

Este jueves 26 de agosto se cumplieron 10 años de la desaparición del vecino pehuajense German Casarini y desde FM Del Sol, hablaron con su mama, Elsa Diaz, quien contó en primera persona como atraviesa ese mismo e intransferible dolor por la ausencia desde hace una década.

Un testimonio para leer, dimensionar y reflexionar.

“Acá estoy llevándola como puedo. Hay que seguir remándola porque no tenemos respuesta de nada y dan ganas de dejar la justicia en manos de dios y que él se haga cargo de todo. Nosotros mas no podemos hacer”, dijo y agregó: ‘’No es resignación, es bronca e impotencia lo que tengo. Hay muchas cosas que uno quisiera hacer y no puede”.

Asimismo, indicó que “prácticamente desde que termino el bendito juicio se borró todo, no supimos más nada. Ni siquiera he podido recuperar la camioneta de German para su nene, Lautaro. Me ponen miles de trabas y necesito que pongan voluntad. No está secuestrada y ahora tenemos a otro fiscal que pone miles de piedras en el camino”.

Según Elsa “me falta todo, todos los días lo recuerdo. En el juicio uno quería más justicia, da rabia, debe ser la primera vez que se para un juicio porque un fiscal se enferma. Tendría que haber habido más respeto, todo fue un ‘viva la pepa’, sabemos en qué termino y al final la culpa la tuvo el muerto” y resaltó que “con lo del geo radar sentí burla y fue una pérdida de tiempo, sentí que era un ‘vamos a entretener a esta vieja porque ya se le va a pasar’. Tuve mucho apoyo a nivel local, pero faltaron muchas cosas. A German en diez años nunca lo pude soñar, lo pienso todos los días, pero jamás lo pude soñar”.

Luego en la entrevista radial sostuvo que “hubo muchas conjeturas y versiones de donde podía estar, pero nunca se pudo comprobar nada. Hasta he escarbado con las manos en ciertos lugares, como detrás del basural” y “para mi está muy cerca de Pehuajó. Simplemente le digo a la persona que estuvo involucrada y que sabe, que por favor hable. Pasaron 10 años y nadie hablo. Ese es el dolor grande y la impotencia que tengo. Se que alguien sabe y no habla, es muy del entorno. Estoy segura que es así. Les pido a todos una oración por German”.

la nueva carpinteria

Te puede interesar