Acto por el día de los derechos de los estudiantes secundarios; memoria y lucha por los derechos

Locales 16/09/2021 Por Diario Lider
En este sentido se informó que mediante la Ley 10671 con modificaciones introducidas por la ley 12030 se instituye en el calendario escolar el día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios en reconocimiento a la lucha de este grupo de jóvenes militantes desaparecidos.

juntos noviembre 1

acto escuela

moita publi

Con el compromiso de defender siempre la Justicia y mantener viva la Memoria, y mensajes que reivindicaron la participación y la lucha de los jóvenes, la municipalidad de Trenque Lauquen y la Escuela de Educación Secundaria nº 8 realizaron esta mañana (jueves) el acto oficial por el Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios en la sede de esa institución educativa, en Alende y Orellana, con una asistencia reducida y respetando los cuidados sanitarios vigentes por la pandemia de Covid-19.

Durante el acto, que fue declarado de Interés Público y Municipal por Decreto nº 1945/2021, se recordó que el 16 de septiembre de 1976 -en el marco de la última dictadura cívico militar- se llevó a cabo la operación conocida como “La Noche de los lápices”, que implicó el secuestro y desaparición de estudiantes secundarios de la ciudad de La Plata, quienes habían luchado en defensa del boleto estudiantil y tenían además, una militancia activa fuertemente comprometida con la transformación de la sociedad, con la justicia y contra la pobreza.

En este sentido se informó que mediante la Ley 10671 con modificaciones introducidas por la ley 12030 se instituye en el calendario escolar el día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios en reconocimiento a la lucha de este grupo de jóvenes militantes desaparecidos.

En representación del Intendente municipal, Miguel Fernández, quien no pudo participar del acto por cuestiones de agenda municipal asumidas con anterioridad, se encontraba presente el secretario de Gestión y Planificación del municipio, Martín Borrazás, y participaron también el presidente del Consejo Escolar, Augusto González, y la Consejera Carolina Cervera; la concejal María de los Ángeles Galiano; la inspectora jefe de Educación Estatal, Alejandra Marino; la directora de Educación del municipio, Patricia Muñagorri; la responsable de la oficina de la Juventud, Marta Bathis; representantes de la Policía local, estudiantes y docentes.

Luego del ingreso de las banderas de ceremonia, se entonaron las estrofas del Himno Nacional

Argentino dando paso luego a los discursos que estuvieron a cargo de la directora de la Escuela Secundaria nº 8, María Rosa Ávila y la responsable de la oficina de la Juventud, Marta Bathis.

La Bandera nacional fue portada por Ezequiel López, acompañado por Martín Kober, escolta derecha y Mateo Vera Folco, escolta izquierda, y la Bandera de la provincia de Buenos Aires fue portada por Iván Junco; Luana Torres, como escolta derecha y Julieta Gómez, escolta izquierda. Las banderas de ceremonia estuvieron acompañadas por la secretaria del establecimiento, Silvia Fernández.

También se escucharon palabras del alumno de 5º año, Gabriel Pinciaroli, que fueron pronunciadas por Aldana Mosqueira de 1 año, ambos integrantes del cuerpo de delegados.

 

. ÁVILA: “UNA ESCUELA DEMOCRÁTICA ESCUCHA A LOS JÓVENES”

“Estamos muy contentos porque después de un año y medio hoy podemos estar todos compartiendo un acto y un acto tan importante como éste, que reivindica los derechos de todos los estudiantes, que son los protagonistas de la escuela, sin ellos no estaría la escuela”, señaló la directora de la Escuela Secundaria nº 8, María Rosa Ávila.

“A 45 años de una de las noches más oscuras y tristes de la historia argentina recordamos a aquellos jóvenes estudiantes de nivel secundario, la mayoría menores de 18 años que fueron detenidos por el Ejército de las Fuerzas Armadas durante un gobierno antidemocrático que no respetaba ni defendía los derechos de los ciudadanos”, marcó la directora.

Recordó en su discurso a “Claudio, María Clara, María Claudia, Francisco, Daniel, Horacio, Gustavo, Pablo, Patricia y Emilce, aquellos jóvenes que participaban activamente en centros de estudiantes, algunos militaban en partidos políticos pero fundamentalmente reclamaban por el boleto estudiantil, uno entre otros derechos”.

Y agregó: “Seis de ellos fueron asesinados y sólo cuatro sobrevivieron en la llamada Noche de los Lápices y en este momento excepcional como el que estamos atravesando donde la escuela desde hace un año y medio tuvo que transformarse, los estudiantes han sido interpelados por una situación inédita, la escuela se trasladó a cada casa, a cada familia y fue comandada por los docentes”.

“Todos tuvimos que reinventarnos, y el corazón de las escuelas, los jóvenes, fueron los que más sufrieron durante este tiempo, por eso hoy es sumamente importante escucharlos y que puedan evaluar cada instante que transitan, que sean parte con una voz activa habilitando desde nuestro lugar de educadores la palabra”, remarcó Ávila.

En este sentido consideró que “una escuela democrática escucha a los jóvenes, genera debates, incentiva la participación estudiantil como Concejo Deliberante Juvenil, entre otros, pone en tensión la presencialidad cuidada, los protocolos establecidos para que entre todos se cumplan, destacamos e incentivamos a cada uno de los delegados quienes conforman la lista del centro de estudiantes que puedan cumplir con su rol establecido, representando a sus compañeros, poniendo énfasis en sus derechos como así también en las obligaciones que tienen como estudiantes”.

“La escuela siempre estuvo abierta de una manera diferente, hoy con la presencialidad vemos cada día la importancia que tiene la institución educativa para todos sus miembros, en especial los jóvenes adolescentes y por eso les proponemos redoblar los esfuerzos con compromiso y dedicación en la tarea diaria, para que este lugar físico sea de aprendizaje, brindando las herramientas necesarias para que nuestros estudiantes se transformen en ciudadanos críticos que puedan discernir, expresarse sin ser reprimidos y así conocer sus opiniones e ideas”, manifestó.

Y en el cierre de su discurso la directora señaló que “hoy que se pueden mirar a los ojos, escuchar, háganlo, defiendan este lugar entre todos, seguimos en este camino de buscar una escuela de calidad, con alegría en sus juventudes siempre tengan presente que nuestros derechos son importantes pero los de los demás también”.

 

. LA VOZ DE LOS ALUMNOS

A continuación, la alumna Aldana Mosqueira pronunció unas palabras escritas por Gabriel Pinciaroli, ambos integrantes del cuerpo de delegados: “Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios, un día donde se recuerda y a la vez nos apropiamos, los estudiantes de todas las instituciones del país, de cada uno de los derechos que nos pertenecen para continuar formándonos como futuros ciudadanos de la Argentina, recibiendo todo tipo de educación, sin censura y en total libertad”, refleja parte del escrito.

 

. BATHIS: “HAY QUE SEGUIR POR EL CAMINO DE LA PARTICIPACIÓN, DE LOS DERECHOS Y OBLIGACIONES”

En su discurso la responsable de la oficina de la Juventud de la municipalidad, Marta Bathis, adhirió a las “palabras tan sentidas de María Rosa Ávila (directora de la ES nº8) porque más allá de la importancia del hecho que hoy nos toca rememorar es importante poder compartir la alegría de estar juntos después de este año y medio” y aprovechó para felicitar “a quienes trabajan en el ámbito educativo y a los chicos por poder llevar a cabo este acto que simboliza lo transcurrido durante este año y medio”.

Bathis instó a los jóvenes “a seguir comprometiéndose cada uno con sus luchas y a defender las banderas e ideas que tienen, oportunidad que no tuvieron esos pibes de la Noche de los Lápices”.

“Hoy parece loco que hace más de 40 años hayan sucedido los penosos hechos que  sucedieron por defender un derecho que hoy nos parece algo totalmente normal de tener y de sostener”, dijo Bathis, para recalcar la importancia de que los centros de estudiantes se sigan comprometiendo, “que es una de las tantas herramientas que tienen los chicos y las chicas para poder participar y defender sus ideas”.

Les pidió que “no desistan cuando ya hayan atravesado esta etapa sobre todo si quieren involucrarse en otros espacios como los partidos políticos” y haciendo alusión a su caso particular, dijo que “me separan unos años de todos ustedes, pero soy de una generación que aún cuando decía que me iba a involucrar en un centro de estudiantes o con una ideología política, todavía nuestros padres, desde ese temor, nos preguntaban si realmente queríamos involucrarnos, y la verdad es que estábamos convencidos y por eso los invito a involucrarse sin ningún temor en cuanta herramienta de participación y de lucha encuentren en el camino, porque eso es también defender la democracia”.

Asimismo remarcó que “el Estado y la sociedad en su conjunto tienen una enorme responsabilidad en mantener estos derechos porque han pasado 45 años de este penoso hecho y hoy no podemos seguir viendo carteles preguntándonos dónde está Tehuel y tantos otros chicos”.

También apeló a la responsabilidad de la sociedad porque “parece mentira que aún hoy sigamos escuchando algunas frases que reivindican o parecieran querer volver a viejos esquemas donde no se respetaban las voces y los derechos” y a modo de ejemplo citó el inicio de una frase: “Las botas…”, para marcar que “eso no puede seguir pasando, hay que desterrar esos viejos mitos y seguir por el camino de la participación, de los derechos y obligaciones”.

 

. AQUEL 16 DE SEPTIEMBRE

Cabe recordar que la madrugada del 16 septiembre de 1976, entre las 00,30 y las 5, fueron secuestrados de los domicilios donde dormían los estudiantes secundarios y militantes de la UES (Unión de Estudiantes Secundarios): Pablo Díaz, Patricia Miranda, Emilce Moler – quienes sobrevivieron y recuperaron su libertad- y Claudia Falcone, María Clara Ciocchini, Claudio de Acha, Daniel Racero, Horacio Ungaro, Francisco López Muntaner, quienes aún hoy continúan desaparecidos.

Esta fecha, se presenta como una valiosa oportunidad para que los jóvenes impulsen el desarrollo de actividades educativas que permitan enfatizar la importancia de los valores democráticos desde un enfoque de Derechos Humanos que los sitúe como agentes de participación y transformación social.

la nueva carpinteria

Te puede interesar