Fernández: "El teatro tiene alma e historia como emblema de la ciudad"

Locales 18/09/2021 Por Diario Lider
Remarcó que “uno valora el patrimonio muchas veces cuando lo pierde y Trenque Lauquen, gracias a Dios, nunca necesitó lamentar la pérdida para valorar lo que tiene, distintas gestiones a través de su historia han trabajado en lo patrimonial y lo cultural entendiendo que es la identidad como ciudad”.

ucr generañes

miguel teatro

moita publi

En su mensaje a la comunidad en el acto de reinauguración del Teatro Español, el Intendente municipal, Miguel Fernández, señaló que este era “de esos momentos en los que uno realmente está nervioso, porque hay discursos y discursos y la idea es transmitir en el mensaje lo que uno realmente siente”.

“Ya escucharon una descripción técnica de la obra, que por supuesto es importante, como también los recursos económicos, pero no es lo esencial, no es el alma de esto que nos convoca”, señaló Fernández, para apuntar que “el Teatro es uno de los emblemas que tiene la ciudad, como la Plaza, el Palacio Municipal, la Iglesia; cuando uno ve la fachada del Teatro sabe que es el nuestro”.

“No solo tiene carácter, tiene estilo, tiene algo, quizás lo más importante y difícil de conseguir y nuestro querido Teatro lo tiene, alma, tiene historia y la ciudad reclama y lucha por su historia y por su patrimonio, que es deber indelegable de los gobiernos mantener, aun en la discusión de si los recursos deben ser o no orientados a ese fin”, sostuvo.

Asimismo, remarcó que “uno valora el patrimonio muchas veces cuando lo pierde y Trenque Lauquen, gracias a Dios, nunca necesitó lamentar la pérdida para valorar lo que tiene, distintas gestiones a través de su historia han trabajado en lo patrimonial y lo cultural entendiendo que es la identidad como ciudad”.

“El alma que tiene nuestro Teatro, como decía Don Omar (Corral), en algún momento perdió el rumbo, estuvo como 20 años cerrado y luego fue utilizado quizás con fines más comerciales, como en algún momento el Cine Teatro Trenque Lauquen, le cambiaron el nombre y se armó semejante revuelo que después hubo que reformularlo; es decir que está patente la identidad del nombre y del edificio para el uso que se pretende”, subrayó.

“Después llegó el año ’97, cuando se hizo la primera reinauguración importantísima, y después nos tocó a nosotros hacer la intervención”, dijo Fernández, quien se tomó unos minutos para explicar los motivos de la decisión de cerrar el Teatro para encarar la obra de remodelación.

“Había mucha necesidad de resolver la seguridad de los espacios, habíamos tenido hechos lamentables en el país que habían puesto el tema de la seguridad arriba de la mesa y tomamos una decisión muy difícil, quizás un poco incomprendida en el momento, por la que fuimos criticados en el sentido positivo de la crítica: de pretender que el Teatro siga, y nosotros tratando de explicar que era necesario cerrarlo para hacer lo que había que hacer”, señaló.

“Lleva menos tiempo hacer lo que hay que hacer que después explicar porqué nos equivocamos, y eso es lo que hemos hecho apoyados en nuestras convicciones”, enfatizó Fernández.

En otro tramo de su discurso se refirió al alma y la magia del Teatro y al respecto dijo que “cuando vamos al teatro y salimos satisfechos, es que lo que vimos nos movió el alma, cuando existe esa comunicación virtual entre el artista y el espectador se ve lo que ese realmente el Teatro”.

En este sentido recordó a García Lorca, que “decía que el teatro es poesía que sale de un libro para hacerse humano y eso es lo que sentimos en el Teatro, por eso que lo reclamamos y lo sufrimos cuando estuvo cerrado, pero con la convicción de haber hecho lo que teníamos que hacer”.

Recalcó la importancia de recuperar la planta alta y dijo que “necesitamos gente y vida en este Teatro, que alimente la necesidad para que siga estando, y es parte de la recuperación del patrimonio, al que le hemos agregado el patrimonio del arte mural, del Museo de los Carruajes, en breve de la historia del Ferrocarril, algo que es parte de nuestra vida y de quienes vienen a Trenque Lauquen y se hacen carne de esa vida que no vivieron cuando eran chicos, como en el caso mío y que uno se la apropia”.

Y en este sentido añadió que “es deber y obligación del Estado mantener el patrimonio para las nuevas generaciones, de todas las actividades humanas y las actividades del corazón y del alma son fundamentales para mantener una sociedad cohesionada como la nuestra”.

Tras recordar que mañana (sábado) se podrá disfrutar del espectáculo Ave Fénix, destacó el aporte de los artistas locales, y dijo que “nosotros tenemos historia y cultura”, para marcar que ahora llega el momento de recuperar el tiempo perdido, el del cierre del Teatro para su restauración y el de la pandemia.

“Nada está perdido porque lo importante sigue estando que es el alma, está el corazón de cada uno de nosotros para hacer que esto siga latiendo”, manifestó Fernández, para cerrar su discurso compartiendo la letra de una canción de Víctor Heredia, en un homenaje a los artistas.

la nueva carpinteria

Te puede interesar