Fernández y el Polo Ambiental: "Hay que recuperar el cambio cultural que tuvimos, ese es el desafío"

Locales 24/09/2021 Por Diario Lider
“Esto no es casual, porque volvemos a estar donde todo comenzó, Trenque Lauquen ha tenido políticas innovadoras a través de su historia, pero que hay que ir adecuándolas a la normativa cada vez más exigente y agregándole el conocimiento, el aprendizaje de prueba y error sistemático como todos los procesos virtuosos”, señaló.

juntos noviembre 1

fernandez polo ambiental

moita publi

En su mensaje a la comunidad durante el acto de inauguración del Polo Ambiental el Intendente municipal, Miguel Fernández, dijo: “Me voy a referir en este momento a varias cuestiones que vienen a cerrar un capítulo y comenzar un nuevo capítulo en un continuo que lleva ya 27 años y un día, ayer (miércoles) la lluvia nos corrió el acto, la idea era inaugurarlo el día del cumpleaños nº 27 del Prolim”.

“Esto no es casual, porque volvemos a estar donde todo comenzó, Trenque Lauquen ha tenido políticas innovadoras a través de su historia, pero que hay que ir adecuándolas a la normativa cada vez más exigente y agregándole el conocimiento, el aprendizaje de prueba y error sistemático como todos los procesos virtuosos”, señaló.

En este sentido, el Jefe comunal subrayó que “hay que estar atentos, aprender, corregir y siempre en este proceso de avanzar y avanzar mirando hacia adelante, por eso que es simbólico que hoy estemos donde todo empezó”.

“La historia del Prolim, en su momento, hoy Polo Ambiental, quizás tenga que ver con una de las cosas que más fuerte ha marcado a Trenque Lauquen y la región; si hacemos una encuesta quizás lo más emblemático de Trenque Lauquen ha sido esa política ambiental innovadora, hace 27 años atrás y que, con inteligencia, el Dr. (Jorge) Barracchia, aunque tampoco inventó nada, pudo darse cuenta de lo que estaba pasando y que había que ir a mirar para aprender. Fue por Córdoba, (Oncativo y Villa Giardino), por la provincia de Buenos Aires (Laprida), tuvo alguna experiencia en Mendoza, pero de todo eso copió y aprendió cosas para adaptarlas a la ciudad de Trenque Lauquen”, sostuvo.

Fernández destacó que “a todo eso le agregó (cosas) y eso fue lo innovador, pero lo más importante, lo que generó el cambio cultural fueron los promotores en educación, que fueron los chicos y yo recuerdo cuando mis hijos eran chicos era permanente el asedio de ellos para que cuidáramos y no tiráramos cosas, para que separáramos en origen, las famosas bolsas verdes y rojas, las famosas lombrices californianas, el compost, la separación y la compactación y con eso se hicieron las gradas del Anfiteatro; hubo un proceso virtuoso de aprendizaje y de vincular ese aprendizaje con la educación generando cambios culturales”.

Asimismo consideró que “el Prolim fue a mi criterio una imagen de lo que nos pasa habitualmente en una comunidad y en el país, de una idea innovadora con mucho trabajo de cambios culturales, quizás después de haber logrado el objetivo nos dormimos pensando que la tarea está concluida, 27 años después podemos decir que la vida nos demuestra que lo más importante además de la idea y de generar el cambio es sostenerlo en el tiempo, que es el secreto para que las comunidades sigan desarrollándose”.

 

. PONER LOS PAPELES EN REGLA

“También la historia nos dice que hay cosas que antes se podían hacer que hoy no se pueden hacer, que antes había marcos normativos muy laxos donde los papeles poco importaban y hoy la riguridad de la ley y de la seguridad de los procesos hacen que cosas que antes se podían hacer y que ahora no se pueden”, advirtió.

En este aspecto remarcó que “poner los papeles en regla, acá y en otras muchísimas cosas demanda plata, tiempo, esfuerzo y poca visibilidad política pero hay que hacerlo, porque hoy es el comienzo de algo que tiene que durar y aprender del deterioro natural de las cosas para que no se vuelva a producir, y creo que esa lección la hemos aprendido, hay que volver al origen, a concientizar a la población y a trabajar fuertemente con educación ambiental para  generar esa conciencia en los más chicos para que eduquen a sus padres, ese es el círculo virtuoso y sostenerlo en el tiempo va a dar frutos”.

“Hemos trabajado muchísimo en este Polo Ambiental, no ha sido fácil llegar hasta acá, al cabo de estos seis años, porque la idea que nosotros teníamos allá por 2015 cuando se lo propusimos a Trenque Lauquen, pensábamos que iba a ser mucho más fácil, nunca fue una propuesta vacía, nos preparamos, fuimos a ver otras experiencias, fuimos a aprender y pensamos el Polo Ambiental Sustentable y pensábamos que esto salía ´como piña´ pero después nos tocó chocarnos con la dura realidad, de antes y de hoy también”, recordó.

Y añadió: “Fuimos a golpear puertas, fuimos con el proyecto y no nos escucharon, que no se puede, que Trenque Lauquen tiene un expediente no rendido adecuadamente con un GIRSU del año 2012 para un relleno sanitario que no se hizo, que fue al juzgado de (Claudio) Bonadío  y que nosotros lo tuvimos que sacar con mucho esfuerzo, demostrándoles que había habido un error administrativo pero que los recursos que se habían transferido se habían ejecutado correctamente para comprar otras maquinarias, pero que tenían que ver con la gestión de residuos pero fue muy difícil convencer a las autoridades y nunca nos financiaron un proyecto ambiental para esto”.

Además explicó que “a los tres meses de asumir había un diagnóstico claro, Trenque Lauquen había sido pionero en el tratamiento de residuos patogénicos en el Prolim, pero el horno tenía vida útil 0 (cero), tenía agujeros por los cuales entraba un chico, no andaba nada de las medidas de seguridad, en marzo del 2016 tuvimos un informe que decía que el horno no daba más y las empresas monopólicas no nos querían dar el servicio, fue la primera gran inversión que hicimos con recursos municipales en 2016: 225.000 dólares y pensábamos que ya estaba, pero cuando fuimos al OPDS nos dijeron que según la normativa el horno no podía estar donde estaba y hubo que hacer un galpón nuevo; y también tuvimos que hacer la red de gas nueva y hubo que hacer una planta de rebaje, y comprar equipamiento para poder tener un back up refrigerado por las dudas que el horno se pare”.

Contó que desde Trenque Lauquen “trabajamos con otros intendentes de la región en un proyecto regional, pero nos dijeron que no porque había que tener dos hornos,  y nos habilitaron como centro local pero se hizo, pero no lo inauguramos porque nos agarró la pandemia, como nos pasó con la Guardia del Hospital que tampoco inauguramos, y seguimos golpeando puertas, cambió el gobierno pero nada, porque todavía estamos terminando de sacar ese GIRSU del 2012 para ver si terminada esa historia conseguimos un peso del gobierno nacional o provincial para que nos financie, tampoco pudimos usar recursos del Fondo de Infraestructura Municipal en el 2017”.

“Miren que la han hecho difícil -dijo, Fernández-, pero fuimos perseverantes porque sabíamos que cuando termináramos con el horno pirolítico teníamos que dar respuesta a la planta de separación de residuos, esa cinta original y el tromel que estaba abandonado y que repararon los empleados en la herrería municipal (2017-2018) era lo que había y encaramos la planta de separación con eco -reciclado, se llamó licitación, la adjudicamos a una empresa de Bragado, consulté con el intendente de Bragado y hoy es parte de este proyecto”.

Tras remarcar que la nueva planta de separación “es moderna y se ajusta a la normativa vigente”, reconoció que “moderna también era la que tuvimos hace 27 años atrás, pero las cosas cambiaron y por eso hay que reconocer la historia, y no es una crítica, al contrario porque seguramente cada uno ha hecho lo que pudo en el momento que le tocó y por distintos motivos hizo lo que tenía que hacer”.

Acerca del futuro, dijo que “hay mucho por hacer, quizás habría que pensar en una planta de biodiesel, ver de poder instrumentar un proceso de generación de biogás, pero para todo eso hace falta plata y hay un problema pendiente que resolver que históricamente se han dejado en un segundo o tercer plano: el basural, ha llegado momento de tener un relleno sanitario que es mucho más que un basural”.

 

. RELLENO SANITARIO

“Cuando hemos recorrido distintos lugares donde la ciudad ha ido creciendo nos hemos encontrado con basurales debajo de la tierra y en lugares inadecuados, pero eso quedaba lejos y hoy lejos está acá nomás y estamos en un proceso de conversación con algunas personas propietarias de tierras para comprar tierras para hacer un relleno sanitario, que sale mucha plata por todo lo que implica”, manifestó.

Entre los requerimientos importantes, señaló: “Un predio de al menos 15 hectáreas para poder proyectarlo 10 o 15 años y que los próximos intendentes no tengan la preocupación de donde van a enterrar la basura, pero como nada es eterno hay que enterrar lo que hace falta y para eso hay que volver a la educación y enseñarle a los chicos que es un orgánico y qué es inorgánico, donde van las pilas, el aceite, entre otros puntos”.

“Hay que enseñarle nuevamente a la comunidad para que esto funcione porque de lo contrario no hay forma de que esto funcione, no hay plata que alcance y no hay ciudad que crezca”, dijo.

“Más tasas o más trabajo en casa, y el trabajo hay que hacerlo en casa porque no todo se arregla con dinero, y ese proceso lleva tiempo porque hay que recuperar el cambio cultural que tuvimos y ese es el desafío, más allá del biodiesel y del biogás, el desafío más importante que tenemos por delante como tercera etapa es la educación ambiental por eso es que tenemos que firmar un convenio con educación y transformar a los chicos en agentes sanitarios”, indicó.

Tras asegurar que “vamos a seguir gestionando y pidiendo recursos, golpeando puertas, y hay mucho para discutir porque el tema del centro de disposición final es un proyecto que hay que discutir la envergadura regional y el costo de la logística de la basura”.

Además dijo que “el ambiente es mucho más que la basura y este gobierno ha venido a hacer cosas, que seguro hace falta profundizar y hacer cumplir con la ordenanza de agroquímicos, con las cosas buenas y las que hay que modificar”, para recordar que en Trenque Lauquen existe el primer CAT de la provincia y apelando a continuar trabajando en las obras de agua, cloacas y estimular la agroecología, acompañando a los emprendedores.

“Es enorme el desafío que tenemos por delante, éste es un primer paso pero es innovador, implica volver al origen, a lo que empezó hace 27 años y aprender de lo que se hizo bien y lo que se hizo mal, y en la necesidad de que trabajemos todos juntos para que esto tenga impacto y podamos ingresar al mundo del futuro”, sostuvo.

“Es muy importante que cada uno de nosotros hagamos de agente multiplicador del cambio y necesitamos ayuda, es imposible enfrentar el tema del ambiente a nivel local sin acompañamiento de parte del gobierno nacional y provincial”, concluyó.

la nueva carpinteria

Te puede interesar