El Gobierno busca relanzar la economía, con anuncios para jubilados y una amnistía fiscal

Nacionales 27 de mayo de 2016 Por Diario Lider
El Presidente presenta un programa de "reparación histórica" que alcanzará a 2 millones de personas. Habrá un reajuste progresivo de haberes. Implica modificar una ley que había aprobado el kirchnerismo el año pasado. Cuáles son las 10 claves de la iniciativa que presentará hoy Mauricio Macri y que deberá tratar el Congreso
ma

herfei nueva

El gobierno nacional presentará un proyecto de ley que, consideran desde la Casa Rosada, se transformará en "la medida social más importante del año". Se trata de un ambicioso paquete legislativo que consiste en un progresivo reajuste en los haberes de 2 millones de jubilados y la cancelación de los 300 mil juicios que enfrenta la ANSeS por reajuste de haberes.
La iniciativa, bautizada como "Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados", será anunciada hoy por el presidente Mauricio Macri en un acto a las 10 en el Centro Cultural Julián Centeya, ubicado en Avenida San Juan 3255, en el barrio porteño de San Cristóbal. Allí, estará rodeado de cientos de ancianos y volverá a apelar a la cámara de 360° que usó durante su campaña presidencial.
El Presidente dará el anuncio acompañado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, los ministros de Economía, Alfonso Prat-Gay, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, los titulares de ANSES, Emilio Basavilbaso, y el del PAMI, Carlos Regazzoni.
El objetivo del programa es cancelar las deudas que mantiene la ANSeS con los jubilados que ya cuentan con una sentencia firme de la Corte Suprema (50.000) y los que tienen en curso sus juicios (250.000). Estos procesos en la Justicia pueden llegar a durar, en promedio, unos 10 años hasta lograr un fallo final.
A raíz de la "bomba fiscal" que supone la futura erogación –se calcula en 250.000 millones de pesos-, el Gobierno realizaría los pagos gradualmente, comenzando con los jubilados de mayor edad, los enfermos y aquellos que se encuentren en situaciones críticas. La liquidación sería de 50% al contado y el resto se abonaría en un lapso de tres años, ajustables.
Además, el plan alcanza a 1.800.000 jubilados que no hicieron demandas pero que tienen los mismos derechos de los que sí litigaron. Por no haber hecho el reclamo judicial, no gozarán de retroactivo, pero se les ajustarán los haberes hacia adelante si renuncian voluntariamente a realizar un reclamo judicial.
El Gobierno estima que en promedio el reajuste de los haberes de los que acepten la oferta oficial sería del 45 por ciento, pasando de cobrar 7000 a 11.000 pesos. Los que rechacen la oferta no tendrán ningún reajuste de haberes y deberán seguir con los juicios, o bien iniciar uno nuevo. El proyecto no innovará con la retención del impuesto a las Ganancias, pero el descuento sobre la oferta retroactiva se calculará por los valores devengados de cada año.

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar