FARMACIA

Cannabis: un tribunal de Trenque Lauquen definió al aceite como medicina y no droga ilegal

Locales 22/06/2022 Por Diario Lider
La Cámara de Apelaciones de Trenque Lauquen considera a un vendedor y el aceite de cannabis medicinal que comercializaba como una medicación y no una droga ilegal, los jueces entendieron que no vendía estupefacientes al narcomenudeo en estado licuoso, como sostenía la jueza de Garantías Alicia Cardosi, sino que comercializaba medicina pero sin autorización. Hoy inicia el juicio en los Tribunales locales. El acusado es de Salliqueló.

FRENTE RENOVADOR

Cannabis-en-aceite-medicinal

moita

chacinados publi

El uso medicinal del cannabis es uno de los tantos temas que se encuentra en debate en la sociedad y no es de ahora pero recién este año se legisló una ley que pueda regular la actividad aunque aún no está vigente. 

La ley nacional 27.350 aprobó, hace 2 años, regular la investigación médica y científica de la planta de la marihuana, aunque los especialistas aseguran que el Estado promovió pocos o nulos avances en la materia, más allá de la apertura del Registro Nacional de Pacientes en Tratamiento con Cannabis (RECANN).

Con una problemática en plena transformación y un escenario que suma tantas demandas de apertura como posturas restrictivas, el límite jurídico y punitivo parece difuso. Y la interpretación judicial es muy amplia.

El fallo Arriola, de la Corte, fue un mojón hace 10 años: resolvió despenalizar el consumo de estupefacientes en ámbitos privados.

Después surgieron otras resoluciones que, hacia un lado y otro, marcaron una tendencia. Y también una certeza: la necesidad de que el legislador defina pautas claras.

Hace algunos días, la Cámara Federal de General Roca le impidió a la familia de Joaquín, un niño de 8 años con síndrome de Tourette, el cultivo del cannabis que mejora sus síntomas, aunque le ordenó al Estado su suministro, algo que técnicamente no podría hacer porque solo está facultado para otorgar uno importado, que no tiene el mismo efecto en el menor.

Ahora, en el ámbito bonaerense, la Cámara de Apelaciones de Trenque Lauquen considera al cannabis como una medicación y no una droga ilegal y habilita la excarcelación de un vendedor del aceite denominado “Sanador”.
Se trata de otro fallo que puede sentar un precedente en el abanico de criterios judiciales.

Los jueces Guillermo Francisco Glizt, Rafael Héctor Paita y Jorge Juan Manuel Gini, de Trenque Lauquen, atenuaron la calificación legal contra Carlos Miguel Hoays Giménez de Salliqueló.

Entendieron que no vendía estupefacientes al narcomenudeo en estado licuoso, como sostenía la jueza de Garantías Alicia Cardosi, sino que comercializaba medicina pero sin autorización. Hoy inicia el juicio en los Tribunales locales.

Delito con pena mucho más baja

Hoays Giménez había sido detenido el 18 de abril pasado. Operaba en una amplia región: Trenque Lauquen, Carhué, Guaminí y Salliqueló, donde tiene domicilio. En septiembre del año pasado se lo había empezado a investigar a través de seguimientos e intervenciones telefónicas.

Vendía goteros de 30 milímetros con un costo de hasta 1.400 pesos. Los promocionaba por Facebook y hacía delibery.

La investigación avanzó porque el producto no tenía trazabilidad ni contaba con verificación de la ANMAT. Cuando lo detuvieron, cerca de la terminal de Salliqueló, transportaba 50 frascos.

Con la acusación de origen, podía caberle entre 4 y 15 años de prisión, como cualquier “transa” dedicado al narcomenudeo. Sin embargo, la figura que encuadró la Cámara prevé entre 6 meses y 3 años de cárcel y, como no tiene antecedentes, lo dejaron en libertad, aunque bajo proceso.

El defensor del acusado, Gastón Fernández Carena, dijo que de la investigación surge que Hoays Giménez le vendía el cannabis a personas con familiares enfermos y que había canales de internet de sus consumidores que daban cuenta de lo positivo de la experiencia.

Para la jueza de primera instancia, el Código Penal incluye en el término “estupefaciente” al cannabis, la resina, extractos, tintura, aceites y semillas, con lo cual equiparó al vendedor con aquel que comercializa marihuana o cocaína.
La Cámara explicó que los delitos contra la salud pública son los que generan situaciones de peligro “con sentido de dimensión social” y que “no se puede desconocer” que la Argentina, en el marco general prohibicionista, admitió el uso del aceite de cannabis bajo control médico.

Reconocieron los camaristas que tanto en el ámbito judicial como en el académico el uso del cannabis genera “desconfianza, temor o aprehensión”, en razón de que su propia denominación sugiere ilegalidad.
Sin embargo, opinaron que la idea de un marco regulatorio para la investigación científica reconoce “sus propiedades medicinales y paliativas del dolor en determinadas enfermedades”.

Y remarcaron que en el listado de estupefacientes prohibidos, elaborado por el Poder Ejecutivo Nacional, también figuran un sinnúmero de fármacos de habitual uso medicinal, como por ejemplo la morfina.

la nueva carpinteria

lens

Te puede interesar