Germán Lauro y la etapa final de cara a Río 2016

Deportes 14 de julio de 2016 Por Diario Lider
El atleta olímpico local se encuentra entrenando en León, España. Llegar a una nueva final olímpica sería el broche de oro a la carrera de Lauro que ya es una leyenda del atletismo nacional.
german

herfei nueva

Lo atletas olímpicos, son deportistas que se levantan, se acuestan, sudan y respiran detrás del sueño de brillar en los Juegos que empiezan el 5 de agosto. Y Germán Lauro es uno de ellos, uno de los que pone todo, y más aún, de si mismo para lograr mantenerse en la elite mundial de un deporte, el lanzamiento de bala, que no tiene concesiones. Hoy con 32 años, el local sabe que puede ser el último gran torneo de su vida y por ello ni el dolor de sus lesiones, espalda y hombro, hacen que ceda en la pelea por sus sueños. 

Aquí un extracto de una entrevista que mantuvo con el Diario Clarín hace unos días, que refleja el trabajo y sacrificio de un enorme atleta que es nuestro, bien nuestro.

Tener la fuerza 

De Trenque Lauquen a Río de Janeiro hay 3.000 o 3.300 kilómetros en auto, dependiendo de la ruta que se tome. A medida que se acerca agosto, cada vez más gente le comenta a Germán Lauro que está estudiando la logística para ir al João Havelange a verlo en el lanzamiento de bala. Todos quieren ir a respaldar al vecino ilustre de una ciudad cuya población total podría llenar los 46 mil asientos del Estadio Olímpico.

Lejos de ser una presión, la “localía celeste y blanca” que se espera en Río es una motivación extra para Germán rumbo a sus terceros Juegos. Si bien siempre lo hizo a estadio lleno, con algún que otro argentino perdido entre las tribunas, imagina otro clima para esta ocasión, más cercano a lo que suelen ser las pruebas de deportes como el hockey o el fútbol.

“Los Juegos te envuelven con un ambiente deportivo único”, dice Germán. Y no es solo por la repercusión mediática, sino por el clima que genera la Villa Olímpica. De tanto compartir cosas se forjan grandes amistades. En la Villa siempre está la preocupación de cómo le está yendo a los chicos del remo o del básquet. “No sé si en otros países será igual, pero en la delegación nuestra siempre está”, comenta. Germán está en un momento de madurez justa. Desde hace años pertenece a la elite de diez tipos con la técnica y la experiencia necesarias como para meterse en una final olímpica si el día de la competencia se levantan alineados. No fue casualidad que llegara ahí, sino el resultado de un crecimeinto buscado.

“Adquirí confianza en lo que iba haciendo. Si el trabajo de la semana es bueno, el día de la competencia, salvo una desgracia, tiene que ser bueno”. Será cuestión de viajar a ver cómo le va al chico de la bala, sostuvo el matutino de tirada nacional.

cabañas

la nueva carpinteria

Te puede interesar