OPINIÓN. "La problemática de los perros, un tema sin solución"

Opinión 05 de enero de 2018 Por Diario Lider
Escribe: María Paula Yarza (Abogada) Especial para Diario Líder
perros

herfei nueva

Sabido es que este problema conlleva múltiples aristas, sabido es que no se soluciona en días, también todos sabemos que es responsabilidad de todos. Hace un tiempo que la sociedad viene reclamando a viva voz soluciones a la problemática, siempre mirando al animal como una cosa que hay que quitar de las calles, sin comprender, que los animales están allí por el accionar directo de la misma sociedad.

Partiendo desde ese punto, se busca que el estado se haga cargo de la problemática, reclamándole la tan famosa perrera, guardería, hogar de canes, centro de asilo, como se le quiera nombrar, sin siquiera mirar las experiencias que en ese sentido se han llevado a cabo en nuestra ciudad y en ciudades vecinas.

Para dar un ejemplo existió en nuestra ciudad una guardería llamada modelo, que solo tenía el nombre, ya que era un lugar de amontonamiento de animales, sin mínimas condiciones de higiene, cuidado, resguardo, con un alto costo económico en alimento balanceado, agua, personal, servicios, costo de mantenimiento, y sanitarios(Vacunas, desparasitación, antibióticos, curavicheras, gasas, vendas inyectables, garrapaticidadas etc), siempre rayando la ilegalidad por la ley penal de maltrato animal; aún están las instalaciones abandonadas; allí, sufrieron y padecieron cientos de animales, que eran alimentados con el presupuesto escaso de un estado que no sabía qué hacer con ellos y que recibía a diario cantidad de perros, perras y cachorros que la misma sociedad le llevaba. En las calles nunca descendió la cantidad de animales sueltos, no se realizaban castraciones masivas y la política era hacerse cargo de la irresponsabilidad de la sociedad, sin saber qué hacer con la problemática.

Otro ejemplo actual y muy cercano, sucede en la ciudad de Pehuajo, en el refugio hay más de 700 perros y no es el único refugio de la ciudad, y en las calles hay miles de perros y la mayoría de ellos sin castrar. En la vecina ciudad de Pellegrini, está el hogar municipal, siempre colmado de animales, que también son llevados por la comunidad hasta el hogar, muchas veces dejados por la fuerza frente a las instalaciones, que abarrotadas de animales, no pueden recibir ni uno más, y es destacable remarcar que allí se viene realizando por parte del director del refugio campañas de adopciones que han permitido adoptar en dos años unos 250 perros, pero con un esfuerzo sobrehumano de dos o tres personas que dejan la vida en el refugio, aclaro no son empleados, son voluntarios. Y en las calles de la vecina ciudad, la cantidad de perros no ha mermado, por lo contrario se encuentran perros en estado de calle todos los días.

Que quiero expresar con esto. Que la solución no es la perrera, que esta solo significara un retroceso en años de trabajo. Por qué un retroceso?, porque con la perrera se desalienta la castración de machos y hembras, ya que existiendo un

lugar donde descartar los animales, la comunidad, considera que es más simple dejarlos allí que castrarlos y controlar que no nazcan más animales. Muchas veces por falta de tiempo, por ignorancia, por necesidad, o como pasa muchas veces por falta de voluntad, la hembra queda en la casa, crece, tiene cachorros, se tiran, vuelven a tener cachorros, se tiran y así es un ciclo muy difícil de frenar sin una conciencia comunitaria de castración. Esta considerado el método por excelencia para el control de la población canina y felina, una vez, instalado este método, y aprendido por la sociedad, se pueden seguir con otros, que ayudan en el control de la población canina y felina. Por otro lado, también es un retroceso porque el estado, es quien tiene que dar el ejemplo de valoración de la vida, y si de el mismo estado parte el desprecio por la vida, como podemos pretender que los ciudadanos aprecien y valoren la vida? El estado tiene que dar este valioso ejemplo para que las cosas comiencen a cambiar.

Qué hacer con los animales mordedores? Hay una solución mucho más económica que encerrar a todos por uno, que es utilizar un etólogo(es un especialista en comportamiento animal) que puede trabajar con este tipo de canes y resocializarlo para poder más adelante diagnosticar si puede ser adoptado, o en qué condiciones puede ser dado en adopción.

Quería escribir estas líneas a fin de hacer notar que, en Trenque Lauquen se vienen realizando castraciones a un muy buen ritmo, que se necesitarían más, seguramente, y que esa partida exorbitante de dinero que significaría mantener a centenares de perros en una guardería podría ser destinada a incrementar el número de ellas, no tengo ninguna duda, además, no solo alcanzaría para ello, sino para pagar a un profesional etólogo para resocializar a los perros mordedores y también para hacer ferias o páginas de adopciones, para ayudar a las protectoras locales en la recolección de animales para llevar a castrar, recordemos que las protectoras locales trabajan con días fijos llevando perros de la comunidad y callejeros a castrar y devolverlos a sus respectivos hogares o hacerles el ayuno y la recuperación en los hogares de la personas que VOLUNTARIAMENTE realizan ese trabajo. También entiendo que alcanzaría ese presupuesto descomunal de alimentar a tantos animales en una perrera municipal, para hacer sendas campañas de educación y publicitaria, cosas que no se han hecho. Desde hace muchos años se viene castrando de manera, más o menos organizada, siempre por debajo del porcentaje que prevén para las situaciones de emergencia como la que atraviesa esta problemática desde hace años en nuestro país, pero sin hacer campañas de educación y difusión masivas. Es dable recordar que la mayoría de los perros en la calle tienen dueños, también es dable recordar que la mayoría de la gente no lleva a castrar a su mascota si otro no lo ayuda, también es bueno recordar que mucha gente desconoce que se realizan castraciones

gratuitas, también, lo simple y lo práctico, seduce muchas veces, manteniendo criterios de convivencia comunitaria carentes de responsabilidad. Esto queda muy claramente reflejado en los pobres resultados que se han obtenido luego de tantos años de trabajo y sin campañas de educación y difusión públicas.

Estamos en un momento oportuno para hacer bien las cosas, quizás la presión popular es mucha, pero debe entenderse el tema claramente, deben conocerse las distintas herramientas que se han utilizado, se deben ponderar experiencias de otras comunidades, se deben poner en practica muchas herramientas que no han sido utilizadas y más allá de todo la problemática y su complejidad, comprender que es un tema de políticas públicas que no debe ser menoscabado o dejado de lado, porque así ha venido pasando durante años y los resultados están a la vista.

la nueva carpinteria

LENCERIA

Te puede interesar