Entre la corrupción y la crisis por políticas para pocos

Política 18 de julio de 2016 Por Sergio Kapro
La división de pensamiento y los defensores a capa y espada de cada sector político.
corrupcion

herfei nueva

La sociedad argentina se encuentra en estos momentos debatiendo dos temas de actualidad que se han llevado la atención de todos y que dividen en dos a la opinión pública: la corrupción y los tarifazos. 

En este sentido, muchos solamente hablan de los casos de corrupción en los que estuvo involucrada la pasada gestión del gobierno nacional y que sin dudas se constituye como una punta de lanza de quienes apoyan a Cambiemos y en los medios de comunicación masivos donde no se habla de otra cosa. Pero por el otro lado, la bandera de lucha son los aumentos de tarifas de los servicios públicos (sumado a la quita de retenciones a las mineras y el campo) más la apertura de las importaciones) que han hecho mucho daño a la sociedad de todo el país, más que nada a las familias de escasos recursos. Argumento este, del Peronismo y el Frente para la Victoria en contra del oficialismo. 

Sin dudas que son dos lugares de pensamiento que se encuentran diametralmente opuestos aunque cada uno tiene su punto de razón, tanto los echos de corrupción dentro del Estado como la implementación apresurada de políticas discriminadoras son cuestiones que deben causar el repudio de la sociedad, de toda la sociedad y aquí no hay concesiones.

Aquí radica el problema de esta división de pensamiento y acciones. Aquí es donde uno no ve lo que el otro, desde ambos lugares lo mismo, donde todos discuten y defienden a capa y espada al oficialismo o la oposición, otrora en el gobierno. De esta manera, ningún reclamo es lo suficientemente fuerte como para llegar a buen puerto ya que la unión del pueblo brilla por su ausencia, sea repudiando la corrupción o los tarifazos, igualmente de dañinos para el futuro de un país. 

"Había que hacerlo por lo que se robaron", dicen algunos sobre los tarifazos. "Lo de Niembro no corrupción", sostienen otros irónicamente sacando de plano el principal problema que tenemos hoy en día. Y los medios tiene mucho que ver y los aplaudidos también. Ya que hasta que no tengamos autocrítica, de un lado y de otro, y no se acepten los errores en acciones que van en contra del erario público no avanzaremos como Nación. Cuántos vecinos de todo el país se quedaron con las ganas de protestar por los tarifazos el pasado jueves, muchos. Cuantos se mueren del asco que les da ver el dinero del Estado desviado a conventos, mucamas o empresas fantasma, muchos.

Hay que dejar de hacer lo que se desprecia del otro lado, de esa manera cada sector reconocerá sus falencias y las podrá mejorar, hasta tanto eso no suceda seguiremos con los López, los De Vido, los Niembro, los Báez, los Calcaterra, los Aranguren y con la gente en la misma condición o peor. No le parece que es para pensar.

cabañas

la nueva carpinteria

Te puede interesar