Estafador detenido en Capital

Locales 31 de julio de 2016 Por Diario La Opinión
Fue atrapado quien estafó a una vecina de Trenque Lauquen el pasado martes.
estafa

herfei nueva

El martes pasado una vecina de 83 años cayó en el engaño de la estafa conocida como “cuento del tío”. Pasadas las 13, un llamado al teléfono fijo, alguien que simula ser su nieto que le dice que alguien irá a buscar sus ahorros. El pretexto; cambio de numeración, posible “corralito”. Mientras hablaban tocan timbre, era el “enviado”, el que llamaba le dice a la mujer que no corte la comunicación, que quiere estar seguro. La señora atiende, busca sus 2.800 dólares y 20.000 pesos, se los da. Vuelve al teléfono a explicarle al “nieto” que ha cumplido con su indicación y éste le sugiere que para más seguridad entregue también las alhajas (algunas de mucho valor) que se las van a guardar en una caja de seguridad. Así lo hace. Recién entonces, tras cariñosos saludos, el estafador corta la comunicación que se extendiò por espacio de 40 minutos.

Cuando se descubre la estafa y un familiar de la mujer radicó la denuncia en la Comisaría, empezaron a buscar posibles pistas en los videos de las cámaras de seguridad de la zona donde se cometió la estafa; concretamente algunas de la Cooperativa de Electricidad y de un comercio. Allí descubrieron que a la hora del hecho había un auto estacionado sobre la calle Cuello, No se distinguía la patente pero sí que era –o parecía- un Fiat Palio de color oscuro. El mismo vehículo que había dado, minutos antes, dos vueltas a la manzana (como reconociendo terreno).
Siguieron buscando cámaras, el auto habría tomado la avenida Roca y doblado hacia la Terminal para tomar el acceso García Salinas. De ahí calcularon el tiempo que pudo haber empleado para llegar hasta la estación de peaje. (Sabían que el llamado de la estafa se habìa originado en Capital Federal). Pidieron los videos de la cámara y ahí captaron nítidamente el auto –era realmente un Fiat Palio- , la patente y el rostro del conductor.
Con esos datos solicitaron al Registro Nacional del Automotor toda la información relacionada con el vehículo. Surgió que no tenía ningún impedimento, que su titular es una mujer y que había más de una tarjeta azul (autorización para conducir) extendidas, una de ellas a nombre de Maximiliano Oriolani (30). Y se obtuvieron los domicilios de la mujer y del hombre.
Mientras, se sabía que un hombre de las mismas características del que manejaba el Palio, había estafado a una vecina de Pehuajó en $40.000

La causa se investiga en la UFI 5 que por estos días está subrogada por el fiscal Juan Martín Gárriz quien solicitó al juez de Garantías Gerardo Palacios Córdoba dos órdenes de allanamiento; éste las extendió y se comunicó con un juez de Rogatoria de la Capital Federal (es el nexo con todo tipo de diligencias que se solicitan desde otras jurisdicciones que no sean la federal) quien las confirmó.
Con estas herramientas en la mano, el viernes a las 4 partieron a la ciudad de Buenos Aires la instructora de la UFI 5, doctora Karina Talarico, el sub comisario Diego Etchegaray, jefe del servicio de calle de la Comisaría 1ª, el comisario Juan José Jaca. Jefe de la DDI Pehuajó y efectivos a su cargo.
Tras convalidar su presencia en esa jurisdicción, procedieron a realizar los allanamientos con la colaboración de efectivos de la Policìa Federal.
El primero fue en el barrio de Colegiales en una casa en cuyo frente funciona una òptica. Allí secuestraron dinero (unos $ 20.000), 2. 800 dólares que serìan los de la mujer de Trenque Lauquen, cinco teléfonos celulares y el Fiat Palio. En el interior del vehículo encontraron un papel con el nombre y teléfono de la víctima de Pehaujó y tickets de peajes de estaciones de la ruta 5 obtenidas en horarios sospechosamente coincidentes con los de las estafas.
En ese domicilio viven el padre de la titular del auto, la mujer (ambos son técnicos òpticos) y Oriolani, pareja de la joven. Pero, pese a las evidencias haladas, no había orden de detenciòn para este último que mantenía como domicilio la casa de su madre, en el barrio de Mataderos.

Allá fueron por un segundo allanamiento, más por aventar cualquier duda que por sospechas fundadas como en el primer objetivo.
Enorme fue la sorpresa cuando en medio de la requisa, justamente en la habitación que antes ocupara Oriolani (que ese día le había prometido a la mamá ir a comer con ella), vieron un paquetón sobre un placard. Lo bajaron para verificar su contenido y encontraron tres ladrillos de cocaína de unos dos kilos cada uno.
Con esta evidencia y sin mediar más tramites, se trasladaron a la casa de Colegiales donde, pese a todo, Oriolani seguía muy tranquilo y la Policia Federal lo detuvo, quedó alojado en una comisaría por tenencia de droga. Posteriormente será requerido por el juez de Trenque Lauquen para que responda por el delito de estafa.
El auto secuestrado fue trasladado a un depòsito de la DDI de Pehaujò y el dinero secuestrado está guardado en la caja de seguridad de Fiscalía General.

cabañas

la nueva carpinteria

Te puede interesar