Movilización docente en Trenque Lauquen: “La muerte es el límite”

Locales 04 de agosto de 2018 Por
En lo que denominaron como “una jornada de luto” criticaron duramente al gobierno provincial y pidieron por mejoras edilicias para los establecimientos del distrito.
docentes 2

Ayer en horas de la mañana, una importante manifestación docente se llevó a cabo frente al Consejo Escolar de Trenque Lauquen la cual tuvo el fin de manifestar el profundo malestar causado por las dos muertes ocurridas el último jueves en la Escuela N°49 Nicolás Avellaneda del partido de Moreno a causa de una explosión por pérdida de gas.

La movilización, de la cual participaron representantes gremiales, docentes y vecinos en general se inició en Plaza San Martín desde donde partió una marcha que confluyó frente al Consejo Escolar donde se escucharon reflexiones de docentes y vecinos y duros discursos por parte de la dirigencia gremial contra la política educativa del gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

En lo que fue denominado como “una jornada de luto”, fueron varios los representantes gremiales que se expresaron al respecto. La primera de ellas fue Marina Planas, de FEB quien comentó que “es lamentable lo sucedido ayer (por el jueves), la educación hoy está de luto y una pena muy grande tenemos todos porque podría haber sucedido en cualquier escuela de cualquier lugar de la provincia de Buenos Aires. Estar acá, acompañando a los docentes y a toda la comunidad educativa de Moreno es fundamental y para que también todos sepan que siempre se reclamó por la parte edilicia y se informó sobre toda la deficiencia que tenían. Agradezco a todos los que hoy se hicieron presentes en este día tan triste para la Provincia de Buenos Aires”.
María Viñas, de Sadop Trenque Lauquen, señaló: “No podemos dejar de estar en este momento de luto como el que tenemos en la Provincia. Las escuelas privadas también son escuela pública, nosotros no estamos ajenos a las condiciones de trabajo que se dan en cualquiera de las escuelas. La presencia tiene que ver con acompañar a todos y solidarizarnos con cada uno de los compañeros”.

Por su parte, Mariela Carena, representante de ATE, expresó que “con profundo dolor debo decir que esto tiene que terminar, el ajuste de este gobierno, del anterior y del que esté por venir, tiene que terminar. Porque esto no es de ahora. Toda la comunidad educativa tendría que estar presente porque no solamente se llevó la vida de una vicedirectora y de un trabajador auxiliar sino que también podría haberse llevado la vida de los niños. Gracias a Dios eso no pasó pero como sociedad tenemos que tomar conciencia de lo que está pasando. Yo sé que muchos cuestionan los paros, pero justamente éste es el reclamo de los paros, que el gobierno se haga cargo de lo que se tiene que hacer cargo y dejar de sacarse fotitos con cosas que no tienen nada que ver con la educación pública. Porque es mentira lo que dicen que están haciendo. Hay escuelas que se caen a pedazos”, dijo antes de señalar que “en Trenque Lauquen medianamente estamos bien pero hay lugares en los que las escuelas son desastrosas igual que la salud pública. Tomemos conciencia de lo que está pasando. Hoy se para en memoria de esos compañeros que se fueron pero también por más razones, porque se han pedido cuadrillas de mantenimiento y esos pedidos no han sido escuchados. Entonces, cuando decimos basta de ajuste también decimos basta de muertes de trabajadores estatales”.

Susana Martínez, secretaria general de SUTEBA Trenque Lauquen, expresó un largo discurso a través del cual cuestionó, principalmente, la política educativa del gobierno de la provincia de Buenos Aires. “La escuela pública está de luto. No solamente la escuela pública de Trenque Lauquen sino también de la República Argentina y de la provincia de Buenos Aires. Esto es una muestra más de la desidia que el gobierno provincial tiene para con la educación pública, del descuido, de lo que sufrimos diariamente todos los docentes en las escuelas. Estas muertes que tenemos que lamentar de dos compañeros dan muestra del que se siente en el distrito entero y en todos los distritos de la provincia de Buenos Aires. Hoy estamos mostrando que los docentes estamos dolidos, indignados, que no puede ocurrir el maltrato que estamos recibiendo del gobierno. Cómo pudieron, en las pasadas 48 horas de paro, mandar a los inspectores a las escuelas a controlar quiénes hacían paro, qué escuelas estaban abiertas, cuáles cerradas. Por qué esos inspectores no van día a día a ver en qué condiciones estamos trabajando los docentes”.

Martínez afirmó: “Estoy enojada, estamos enojados porque sino hoy no estaríamos acá. Esto que pasó con los compañeros refleja el dolor y la indignación que deben estar sintiendo todas las directoras de las escuelas, los auxiliares, los docentes cuando nos presionan, nos hostigan los funcionarios públicos de turno para que no cerremos las escuelas y los chicos estén adentro sin que las condiciones estén dadas. El gobierno es el responsable de que esto haya sucedido y es el responsable de que esto no tenga que suceder más. Las escuelas tienen que ser escuchadas”.

La dirigente gremial también se refirió a lo ocurrido el día jueves cuando, en medio de corte de agua de varias horas “escuelas que no tienen tanque de agua recibieron como respuesta del Consejo Escolar un ‘vengan a buscar los bidones al Consejo’. Es el Estado el que tiene que garantizar que esa agua esté. Y si generaron un corte de agua hubieran previsto todas las condiciones para que las escuelas pudieran continuar dando clase. No debe ser la respuesta ‘vengan a buscar un bidón’. El bidón tiene que estar en la escuela, los funcionarios públicos están para eso. En Trenque Lauquen hay escuelas que no tienen salida de emergencia, tienen goteras y con los alumnos sentados y los docentes dando clases no les llega la calefacción. ¿Qué estamos haciendo para naturalizar cosas que no corresponden? ¿Por qué los docentes resistimos y seguimos como sea trabajando?”, se preguntó antes de responder: “Porque amamos lo que hacemos, porque queremos estar en el aula con nuestros alumnos pero en condiciones dignas de enseñar y aprender y esas condiciones las tiene que garantizar el gobierno y estas muertes son responsabilidad de la gobernadora (María Eugenia) Vidal porque el maltrato que estamos recibiendo los docentes no se puede soportar más y la muerte es el límite”.

Sobre el final, David Siles Torrico, representante de AMET, coincidió con las declaraciones de sus colegas al señalar que “hoy estamos acompañando al resto del frente gremial en este día doloroso con la pérdida de dos trabajadores. Hoy el gobierno provincial se tiene que hacer cargo de estas dos muertes porque estamos trabajando en condiciones indignas. Esperamos respuestas, no puede ser que sigamos trabajando en estas condiciones”.
Por último, se escucharon reflexiones de vecinos y docentes y todos los presentes realizaron un minuto de silencio en homenaje a las dos víctimas fatales de la tragedia de Moreno.

re

Te puede interesar