Se derrumbó la venta de maquinaria agrícola en la región

Política Por
La crisis económica, las constantes subas del dólar sumados a otros aspectos relacionados con la economía del país tienen en vilo a varios sectores producticos y de mercado en la Argentina, uno de ellos son las empresas de venta de maquinaría agrícola.
armando

La crisis económica, las constantes subas del dólar sumados a otros aspectos relacionados con la economía del país tienen en vilo a varios sectores producticos y de mercado en la Argentina, uno de ellos son las empresas de venta de maquinaría agrícola.

En el segundo trimestre del año, según datos del INDEC, se intensificó la caída en el nivel de ventas de maquinaria agrícola en relación a lo sucedido en el primer trimestre del este 2018.

La región, como sucede en varios sectores, no es ajena a esta situación. Por ello, desde Oeste BA se consultó con Armando Martínez SRTL de Fortín Olavarría, desde donde manifestaron que el sector se muestra con total incertidumbre a raíz de los últimos sucesos en el mercado cambiario, es decir la devaluación del peso con la suba indiscriminada del dólar.

Por su parte, Fernando Álvarez de Diesel Lange confirmó la baja interanual del 30% en las ventas sobre todo en lo que tiene que ver con cosechados, no así en tractores, indicó, que han sufrido una caída menor, de solo el 5%.

Incertidumbre

Para el propio Martínez “hoy por hoy estamos sin saber qué hacer, el dólar subió y muchas fábricas cortaron las ventas, hoy es un día negro (por el miércoles y la suba del dólar que luego se incrementaría), te mandan mensajes que se corta todo, no sé qué va a pasar, algunos nos cortaron las ventas”, indicó con cierto tono de preocupación.

Haciendo una comparación con lo sucedido el año pasado, el empresario de la región manifestó que “nada que ver con el nivel del año pasado en cuanto a ventas” aunque manifestó que “así y todo la cosa venía caminando, ahora no se sabe qué va a pasar”, reiteró.

En el mismo tono sostuvo que “estamos con una incertidumbre grande. Si hay gente relacionada a los granos se puede vender pero en leche y hacienda no, porque no pueden invertir, no les dan los números”, resaltó.

Según Martínez “si se vende algo es mucho menor a lo del año pasado, ahora el que tiene un mango lo va a cuidar, si es que lo tiene en dólares, si está en pesos lo gasta, está destinado a invertirlo. El que tenga granos guardados los va a mantener para ver qué pasa”, mencionó haciendo hincapié sobre la especulación que genera esta situación.

En baja

Luego volvió a reiterar: “Insisto, no es como el año pasado, se enloqueció todo después de esta movida con el dólar, se acortaron los plazos, en los créditos subieron las tasas. La palabra sería, en líneas generales, incertidumbre”.

Armando Martínez es una empresa que trabaja con grandes marcas de reconocimiento internacional como Pauny, Michigan y Mainero, y volvió a manifestar que “el panorama está medio frenado”. “Ahora los productores empiezan a reparar para la siembra, se han vendido algunas máquinas pero nadie quiere mover las fichas”, aclaró el empresario del sector.

Para cerrar, mostró su cara más optimista en una situación difícil, por lo menos por el momento: “Esperamos que se ordenen las cosas del país ya que el que tiene algo lo va a tratar de cuidar. Si sube el dólar automáticamente se va todo para arriba, hay máquinas que enteramente se comercializan en dólares, otras que tienen partes dolarizadas y generalmente se retocan los precios”.

Diesel Lange

Uno de los responsables de esta firma que tiene una de sus sucursales en Trenque Lauquen, Fernando Álvarez, en contacto con Oeste BA se refirió a la baja en las ventas del sector. “Este es un momento complicado, en líneas generales el mayor freno y derrumbe se nota en la parte de cosechadoras”, aclaró en primera instancia.

Asimismo, indicó que “hay una caída interanual que promedia, de mercado, el 30 por ciento” aunque esta situación no se da en la venta de, por ejemplo, tractores que tiene una caída que “está en el orden de un 5 por ciento de baja”.

Para Álvarez en la venta de “cosechadoras en donde más se nota la baja”, dijo al tiempo que explicó los motivos: “Esto se da porque la cosecha gruesa no fue la esperada por la sequía y no se pudo trabajar lo que se pensaba, después también impactaron las dos devaluaciones que complicaron al contratista que fue quien más salió golpeado, no tanto así el dueño del grano”.

“Normalmente quien es el titular y tiene la posibilidad de disponibilidad de grano no sufre el inconveniente porque su comodity esta en dólar, pero insisto en que los contratistas tienen más complicaciones”, aclaró.

re

Te puede interesar