Juanita y su familia regresan a 30 de Agosto luego de meses de angustia y alegría

Solo falta que culminen las remodelaciones en la habitación de la niña requeridas por los médicos. Con trabajo y donaciones, la comunidad hizo posible que la obra esté prácticamente terminada.
juani

Faltan alrededor de dos semanas para que Juanita Sosa, la nena de 8 años que fue trasplantada del corazón, regrese junto a sus padres a su Treinta de Agosto natal. Para ello y por recomendación de los médicos, la familia tuvo que remodelar su vivienda y construir una habitación separada e independiente que cumpla con determinadas especificaciones de higiene y salubridad.

Así, la niña podrá continuar en las condiciones necesarias su recuperación.
En tanto, Gabriel, padre de Juanita, contó cómo se preparan para el tan ansiado regreso luego de 10 meses de transitar tan dura experiencia que afortunadamente tuvo un final feliz.

En primer término Gabriel se refirió al estado de salud de Juanita y destacó que “está evolucionando bien”. “Estamos aprovechando estos últimos días acá, en Buenos Aires, para hacerle todos los controles y chequeos necesarios. Pero viene muy bien”, explicó.

Además el vecino agregó: “Estamos esperando que se terminen las refacciones en la habitación de Juanita para poder regresar a Treinta de Agosto. La verdad es que estamos muy contentos y agradecidos con los vecinos que colaboraron para que Juanita tenga su habitación en condiciones”.
Y cabe destacar que actualmente, con la dirección de la arquitecta Eliana Fredes, se realizan los últimos detalles luego de la colocación de aberturas y pisos. “Ahora se está pintando la habitación con pintura especial antihongos”, contó Sosa.

Por otra parte Gabriel aseguró que la experiencia por la que Juanita y toda su familia tuvieron que atravesar en estos casi 10 meses fue muy fuerte. “Llegamos solos a Buenos Aires pero aquí adentro del hospital vimos que todos tiran para el mismo lado. Tanto los médicos, los pacientes y todo el personal”, aseguró.
Además el entrevistado agregó que “otra de las cosas conmovedoras fue vivir en la casa de Ronald MacDonald”. “Ahí veías a los chiquitos jugando entre ellos a pesar de los problemas que cada uno tenia, es conmovedor”, enfatizó.

re

cambio de domicilio (1)

vascos publi