Un merecido homenaje a directoras rurales jubiladas impulsado por la UCR

Locales Por
Se vivieron momentos emotivos durante el acto en el que se compartieron recuerdos, anécdotas y reflexiones sobre la actividad docente especialmente en el ámbito rural.
seños

Momentos muy emotivos se vivieron el martes por la noche en el Comité de Distrito de la UCR durante el homenaje a directoras rurales jubiladas con amplia trayectoria en escuelas del distrito, a partir de una iniciativa de la ex senadora provincial, Nora Arbio.

Durante el encuentro, enmarcado en la celebración por el Día del Maestro, se compartieron recuerdos, anécdotas y reflexiones sobre la actividad docente, especialmente en el ámbito rural y se entregaron reconocimientos a unas 70 directoras rurales jubiladas que fueron seleccionadas de un listado inicial de más de 150 docentes rurales, tomándose como referencia la mayor permanencia en el campo.

También fueron incluidas en el homenaje otras personas que pasaron por la educación rural y que se presentaron espontáneamente a compartir el acto, que se caracterizó por la calidez y la emoción.
La iniciativa fue impulsada por Nora Arbio, quien se reunió con Inspectoras que se desempeñaron en diferentes épocas para armar el listado definitivo de docentes que recibieron el merecido diploma.

Todo fue preparado para la ocasión, desde el salón y la frase de bienvenida que podía leerse en el pizarrón que se colocó en el salón del Comité, hasta la campana que marcó el inicio y las distintas etapas del acto, que se inició tras izar el pabellón nacional, momento que estuvo a cargo de las docentes jubiladas Marta Crespo, Blanca Encinas y Mirta Pergolani. Luego se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.

La apertura formal del acto estuvo a cargo del presidente del Comité de la UCR, Francisco José “Pepe” Font y posteriormente se proyectaron videos en distintos momentos del encuentro que tuvo como maestros de ceremonia a Alicia Puig y Julio Lambert.

La impulsora de la iniciativa, Nora Arbio, explicó cómo se gestó la propuesta que contó con el aporte de inspectoras de Educación y recalcó la defensa que ha hecho siempre el radicalismo de la escuela pública, poniendo especial énfasis en las escuelas rurales.

También recordó épocas difíciles como las marcadas por las inundaciones en las que se hacía difícil llegar a los establecimientos educativos dando paso a las anécdotas y a los recuerdos.

Durante el encuentro se compartió una anécdota de “La Educación Argentina en el laberinto”, de Horacio Sanguinetti (2006): “Una anécdota que infunde esperanza y optimismo. Es una anécdota de Sarmiento, reciente pero de Sarmiento. Sucedió que fue necesario renovar su féretro deteriorado. La tarea estuvo a cargo de operarios del Cementerio de la Recoleta. Presumiblemente ninguno de ellos habría recibido una educación de privilegio. Sin embargo concluido el trabajo, cuando los familiares, -muy conmovidos- quisieron retribuirlo con una propina, el capataz la rechazó diciendo: “Gracias, pero por éste no cobramos. Éste nos enseñó a leer”.

Después de la entrega de los diplomas y de una planta simbolizando la enseñanza, se entregó un reconocimiento a las integrantes del Coro de Maestras Rurales que conformó Patricia Urizar de Font, quienes interpretaron –a pedido de los presentes y a capella- la canción de su autoría “Esta es mi escuela”.

También se escucharon palabras del intendente Miguel Fernández, quien participó del acto acompañado por funcionarios de su gabinete. Para finalizar el acto se arrió la bandera nacional, momento que estuvo a cargo de los ex alumnos de escuelas rurales, Susana Milanese y Fernando Garbalena (él y su hijo concurrieron a la escuela 9 de La Zanja) junto al jefe comunal.

Luego todos los presentes compartieron un ágape ofrecido por los dirigentes del Comité de la UCR. Los organizadores destacaron la participación y el compromiso de los homenajeados, “la casa radical quedó chica para albergar a todos los que asistieron al encuentro”, señalaron.

re

Te puede interesar