Kovarsky: "La presión impositiva es de las más altas de la región, es responsabilidad del gobierno revertirla"

Agro 04 de noviembre de 2018 Por
El acto de apertura de la Expo Rural 2018 se dio en la jornada de ayer y como siempre se oyeron discursos de referentes del sector y la política. El presidente de la entidad, Ignacio Kovarsky fue uno de los oradores centrales.
nacho k

El acto de apertura de la Expo Rural 2018 se dio en la jornada de ayer y como siempre se oyeron discursos de referentes del sector y la política. El presidente de la entidad, Ignacio Kovarsky fue uno de los oradores centrales y repasó distintos aspectos del presente del sector y en el cual no faltaron las críticas a las actuales gestiones gubernamentales.

“A veces cuando nos preguntan cómo está el campo y más en tiempos como hoy lo primero que tenemos que decir es que tenemos muchas dificultades pero estamos de pie”, dijo el dirigente en sus primeras palabras antes de proseguir: “Hay que comentar que tuvimos un año 2017 en el que pasamos una devastadora inundación dejando a productores sin poder sembrar partes de sus campos, disminuyendo las reservas para el invierno siguiente, complicados para alimentar sus animales y a veces sacando la producción con tractores a través del agua y el barro. En medio de esta situación el gobierno provincial aplicó un aumento desmesurado del 50% del inmobiliario rural. Seguido a esto, en el primer trimestre del año 2018 nos afectó una de las peores sequías de las últimas cinco décadas que afectó a todo el país pero principalmente en Trenque Lauquen y en el sur tuvo un golpe muy fuerte donde perdieron parte de sus cosechas. En ambos desastres el partido de Trenque Lauquen no fue acompañado por el gobierno provincial ya que no nos aprobaron los reiterados pedidos presentados por la comisión de emergencia local en la que nuestra institución, junto con Carbap y con un apoyo muy fuerte del municipio agotamos todas las instancias y los medios para lograrlo”.

Seguidamente señaló: “Hoy hace 61 días que el gobierno nacional volvió a la receta fácil, la que se usa cuando la incapacidad de moderar los gastos del Estado destruye el equilibrio fiscal, volviéndose a las retenciones, al impuesto a las exportaciones, a castigar a los sectores productivos en vez de incentivarlos. Y, digámoslo, no es normal en ninguna economía ordenada en el mundo, no existe en países que quieren un crecimiento sostenido y generación de mano de obra genuina. Pero una vez más se hizo y está mal”.

Kovarsky señaló que “la presión impositiva sobre el campo y sobre las otras actividades productivas en general es de las más altas de esta región del continente y es responsabilidad del gobierno nacional, provincial y municipal revertirlo permitiendo mayor inversión, mayor toma de mano de obra desde el sector privado saliendo del círculo vicioso de un Estado cada vez más grande que demanda más impuesto a toda la comunidad”.
El dirigente destacó que “en muchos casos tenemos una muy buena comunicación y muy buen trabajo conjunto con el municipio y los concejales. Pero a veces en el tema impositivo somos nosotros como institución quizás los que debemos tener un mejor diálogo con los concejales y el Ejecutivo. Un gran ejemplo de este año fue la tasa adicional del uso de los caminos rurales del sector lechero, nosotros debemos comunicar mejor a nuestros concejales que a la hora de votar tengan en cuenta en este impuesto la gravísima situación de la lechería y la imposibilidad de sumar más impuestos a las actividades que generan más empleo. Así como también lo perjudicial que pueden ser las retenciones y los fondos que en su momento fueron sólo creados para buscar clientelismo político como el Fondo Sojero y que aún hoy muchos ediles livianamente insisten en recuperar y hasta aumentar. En general, desde el presidente hasta todos los economistas que hay en el país insisten a poner freno a la creación de nuevos impuestos. Y es ahí en donde los tres poderes del Estado deben dar muestras de la reducción de gastos y de una vez por todas empezar a cuidar la plata de los argentinos”.

“Cuando hablamos de deudas históricas en las políticas agropecuarias la lechería quizás está en uno de los primeros puestos”, afirmó Kovasrky para luego ahondar en esta problemática. “Por año los productores mejoraron la genética de sus vacas, la sanidad, la composición de la leche con una eficiencia productiva comparable con cualquier producción del mundo. En cambio a la hora de comercializar seguimos desamparados en una neblina en más de más 50 años en los que los supermercados y la industria siguen teniendo una posición dominante para fijar el precio discrecionalmente”.

“Son muchas las dificultades que también atraviesan producciones como la avícola, los cerdos, el engorde de bovinos, todos con insumos caros y un precio de venta barato haciendo que la rentabilidad sea mínima o negativa y poniendo en peligro la continuidad de muchos en esa actividad. Pero en fin, la mayoría de las producciones no escapan al gran mal que atraviesa todo el país, toda la Nación, que es el descalabro de la macroeconomía”.

Entre otros temas abordados, el presidente de La Rural hizo referencia al tema ambiental destacando la labor del Consejo Asesor de Ambiente como el espacio “donde institucionalmente se deben dar las discusiones y desde donde debemos avanzar a base de ciencia, tecnología y derechos que respalden el uso de insumos necesarios para la producción de manera sustentable con el medioambiente”.

Entre sus últimos conceptos, el dirigente ruralista hizo referencia al histórico reclamo de la legalización y regularización del complejo Hinojo-Las Tunas. “Ahora la Provincia se comprometió a darle una solución definitiva. Estamos a la espera de que las promesas se cumplan”.
Seguidamente, brindó su apoyo a la puesta en marcha del Comité de Cuenca local como un espacio que permite debatir la problemática hídrica del distrito.

Por último, comentó: “Estamos de pie, con dificultados como la mayoría de las actividades pero estamos funcionando y ojalá que superemos todas esas dificultades para expresar el potencial que tenemos como país. Mientras tanto tenemos el compromiso de continuar, el campo y otros actores económicos en lo posible debemos asumir la responsabilidad de hacer esa pequeña inversión, debemos apostar a dar más trabajo, debemos ser ese motor del interior que pone en marcha la economía de los pueblos y que desde allí se empiece a ver más actividad en las calles de Trenque Lauquen que siempre supo salir adelante”.

re

Te puede interesar