Vecinos Autoconvocados presentará un petitorio: “Lamentamos volver a concluir que somos una población fumigada”

Se expresa una profunda inquietud debido a que “los compromisos que indica la misma ordenanza en lo relacionado con la protección de la salud no se estén cumpliendo”.
basta

El último lunes por la tarde se llevó a cabo en Plaza San Martín un encuentro en el marco del Día Internacional de la Lucha contra los Agrotóxicos organizado por Vecinos Autoconvocados de Trenque Lauquen quienes desde hace años se encuentran manifestando de distintas maneras su preocupación por fumigaciones sin ningún tipo de control que tienen lugar en el distrito y las consecuencias que éstas generan.

En esta manifestación, los integrantes de la agrupación local invitaron a los vecinos de la ciudad a firmar un petitorio que será entregado al intendente municipal, Miguel Fernández, y a todos los concejales.

En el mismo, expresan su alarma por una problemática que, indican, dista de encontrar una solución definitiva y se pidió que se priorice la salud de la población por sobre cualquier razón económica, de modelo cultural y de valores de clase. Informaron que los vecinos que tengan intenciones de firmar el petitorio aún están a tiempo de hacerlo.

El escrito, en sus principales párrafos, señala: “Nuevamente nos dirigimos a ustedes para reclamar que se tomen medidas reales y concretas con el objetivo de proteger la Salud de la Población. Este Derecho Fundamental viene poniéndose en riesgo al exponernos crónicamente a derivas de agrotóxicos, que son usados masivamente y arrastrados por los vientos profundos de nuestra zona. Nos llegan también con el agua corriente y los alimentos. Esta situación nos expone a un riesgo permanente: distancias mínimas de protección no alcanzan para no sentir el penetrante olor, el polvo tóxico (distancias que en reiterados casos ni siquiera se cumplen).
“Es por esto que estamos solicitando Salud como criterio de decisión: entre las diferentes bibliotecas e intereses alrededor del tema, que se priorice el resguardo a lo único que nos une a todos los habitantes. No hay individuo o colectivo que pueda esgrimir una razón económica, de modelo cultural, de valores de clase, que sea objetivamente superior al valor de la salud de la gente”.

En otro de sus párrafos, el escrito señala: “Conocemos, aunque lamentablemente aún no se han hecho públicos, los resultados positivos sobre presencia de agrotóxicos en muestras de agua locales, estudios que ha realizado la UTN sede Trenque Lauquen. Proyectos orgánicos, agroecológicos, huertas y jardines, apicultores y veterinarios, sienten el impacto de los agrotóxicos en sus trabajos, lo viven, lo padecen, lo hacen público.

“Por todo esto, lamentamos volver a concluir que somos una población fumigada. Vivimos expuestos. Sabemos que no son los productores los que conscientemente corren y nos hacen correr el riesgo de caer enfermos. La inexistencia de una educación y formación ecológica es una deuda pendiente de toda la sociedad. Pero continuar sin aceptar que los ‘fitosanitarios’ son ‘venenos’, es esconder bajo una alfombra de intereses económicos/políticos una problemática real que, antes o después, va a salir a la luz. Y la gran mayoría de la población de Trenque Lauquen lo sabe. Como sabe también que es una contradicción flagrante impulsar producciones ‘verdes’ mientras no se las protege de las derivas. Sin esta protección, las estamos condenando al fracaso”.

El petitorio también indica que “hemos sido testigos de la creación de un Registro de Tumores. Nos preguntamos si se registran los contextos laborales y georeferenciales de los enfermos, tanto de aquellos que padecen cáncer, como de quienes llegan a los Centros de Salud con patologías vinculadas directamente con exposiciones a agrotóxicos: abortos espontáneos, malformaciones, enfermedades respiratorias, hormonales e inmunológicas. El Ambiente, nuestro acompañante eterno, tampoco forma parte de la formación médica. Como si los problemas sociales fueran los únicos, creyéndonos aislados del vínculo más cercano que existe: el aire que respiramos.

“Han pasado 5 años desde la aprobación de la Ordenanza Nº 3965/13 de Regulación General de los agroquímicos y somos conscientes de que parte de los objetivos de la misma, sobre todo en lo referido a encuadrar la actividad de aplicadores en mínimos marcos legales, el tratamiento de envases y la circulación de agrotóxicos en la ciudad, viene realizándose lentamente.

“Pero reiteramos: nos alarma que los compromisos que indica la misma ordenanza en lo relacionado con la protección de la salud no se estén cumpliendo”.

Por último, se expresó: “Sabemos que estamos ante una política global en la que somos la población descartada. Pero nosotros, habitantes de Trenque Lauquen, vecinos todos, tenemos la esperanza de poder construir una realidad que nos permita afrontar los desafíos de la modernidad, y contribuir a que nuestras generaciones futuras reciban un territorio habitable, una fuente de alimentos sanos, para que puedan ellos crecer mejor, más sanos, y verdaderamente acceder a una cultura inclusiva, diversa, con derechos y garantías básicos ya establecidos.

“Que los cambios productivos son lentos e implican una movilización enorme de capitales lo sabemos. Que serán necesarios capitales intelectuales y desarrollos locales de experiencias de aprendizaje que produzcan sin contaminar, lo cual es un desafío a toda la sociedad. Pero ya es tiempo de que asuman el compromiso con la población de trabajar para defender el derecho a una vida con Salud”.

re

Te puede interesar