La Iglesia habló con Macri de la pobreza y de la necesidad de bajar su nivel

Nacionales 12 de mayo de 2016 Por
El Episcopado le manifestó su “preocupación”. El Presidente prometió ir al Congreso Eucarístico.
opis

El propósito era invitar al presidente al Congreso Eucarístico Nacional, que la Iglesia realizará a mediados de junio en Tucumán, y entregarle el documento sobre el Bicentenario de la Independencia, que los obispos difundirán hoy. Pero la cúpula de la Iglesia no pudo evitar durante la visita que le hizo ayer a Mauricio Macri manifestarle su preocupación por la situación social y señalarle “la necesidad de ir reduciendo los niveles de pobreza que preocupan”.

Así lo revelaron las propias autoridades eclesiásticas en un comunicado que difundieron tras la reunión, de casi una hora, que se realizó en la residencia de Olivos. La inquietud que le expresaron los obispos al mandatario se produjo luego de que el presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo, dijera la semana pasada que el Gobierno “no ha logrado dominar la inflación” y advirtiera sobre los costos sociales de la prolongación de la escalada de precios.

Del encuentro -definido por los obispos como “cordial”- participaron además de Arancedo, el vicepresidente primero del Episcopado, cardenal Mario Poli, y el secretario general, monseñor Carlos Malfa. El presidente estuvo secundado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario de Culto, Santiago de Estrada; y el subsecretario, Alfredo Abriani. La reunión fue a “agenda abierta” por la variedad de temas abordados a partir del nuevo documento de la Iglesia.

Además de invitarlo al Congreso Eucarístico, convite que Macri aceptó (asistirá a la misa de clausura), los obispos también lo participaron de la beatificación de María Antonio de la Paz y Figueroa (Mamá Antula), que se realizará el 27 de agosto en Santiago del Estero. Y de la canonización del padre José Gabriel “el Cura” Brochero, que presidirá el Papa Francisco en el Vaticano, y que se convertirá en el primer santo que vivió y murió en la Argentina.

El documento que los obispos difundirán hoy -titulado “El Bicentenario de la Independencia, tiempo para el encuentro fraterno de los argentinos”- es un largo desarrollo de principios de la doctrina social de la Iglesia referidos a la democracia, la cuestión social y la unidad nacional. La persistencia de altos niveles de pobreza y las profundas divisiones políticas en la sociedad se cuentan entre las principales preocupaciones de los obispos y el Papa.

Pero también se agregó en los últimos años en la lista de preocupaciones eclesiásticas otra gran inquietud: el narcotráfico, por su fuerte proliferación en el país. De hecho, el tema también se abordó ayer con el presidente.

De más de 20 carillas, el texto fue aprobado por el centenar de obispos del país en su último plenario de abril, en Pilar. Será presentado esta mañana en la sede del Episcopado por Arancedo y Poli.

Los obispos le regalaron a Macri un ejemplar del Libro “El Poder”, de Romano Guardini, el pensador sobre el que el entonces padre Jorge Bergoglio estudió para una tesis doctoral.

cambio de domicilio (1)

bottini2