Aseguran que la cadena de trigo generó ingresos por 2.600 millones de dólares

Nacionales 01 de enero de 2019 Por
Son cifras provisorias, falta diciembre. Exportaciones de 11,85 millones de toneladas de trigo en grano y 722.000 toneladas de productos de la molinería y subproductos del cereal.
trigo

herfei

Las exportaciones totales de granos correspondientes a la campaña comercial 2017/2018, a noviembre último, dejaron ingresos para la Argentina por un total de 2.600 millones de dólares, por la colocación de 12,6 millones de toneladas de granos, de las que el 94 por ciento corresponden a trigo, dijo el INDEC en la última semana.

En tanto que el 6 por ciento restante corresponden a los productos de molinería (mayormente harina de trigo, pero también grañones y sémola, almidón, moyuelo y salvado), el valor de las ventas al exterior generado por la cadena de trigo, el volumen más alto, en más de un lustro.

Al desagregar los volúmenes, con 706.800 toneladas de trigo en grano en el mes de noviembre más 41.500 toneladas de productos de la molinería, para el total de la campaña diciembre 2016 – noviembre de 2017 las ventas al exterior suman 11,85 Mt de grano y 722.000 t de derivados de la industrialización de trigo, el segundo mayor volumen de la historia.Para la campaña próxima, las proyecciones iniciales de exportación lucen igual de auspiciosas.

Al 19 de diciembre, se han comprometido ventas al exterior por 6,4 millones de toneladas de trigo pan, lo cual no sólo constituye un récord histórico sino que duplica la marca más alta alcanzada con anterioridad. Los compromisos de harina de trigo, en tanto, superan las 50.000 toneladas, el doble también de lo que se había vendido a apenas 20 días de iniciarse la campaña anterior.

Para cumplir con esos compromisos, el sector exportador ya lleva adquiridas 8,2 Mt de trigo, más otras 975.000 toneladas compradas por el sector industrial. En total, las 9,2 millones de toneladas en apenas a 15 días de iniciada la campaña ya está en manos de los usuarios finales del grano representan prácticamente la mitad de toda la oferta existente de trigo en el país hasta noviembre del año próximo.

En otras palabras, el grano aún disponible para comprar por parte de ambos sectores es de apenas 9,4 Mt, aproximadamente 1,5 millones menos que la campaña pasada y 3,5 millones por debajo de las disponibilidades promedio de los últimos tres años.

En este contexto de escasez relativa del grano, las lluvias sucesivas, con episodios severos de granizo y heladas tardías registradas en las últimas semanas suman nerviosismo a la cadena triguera. Esta semana, el noroeste de la provincia de Buenos Aires y Noreste de La Pampa fueron las regiones más afectadas, con un epicentro en Pehuajó donde aún no había podido avanzarse con las trilladoras en a menos 100.000 hectáreas sembradas.

A la fecha, el avance de la cosecha se ubica por debajo de los niveles del año pasado, habiéndose cubierto hasta la semana pasada el 56% de las hectáreas sembradas, con un retraso de 3 puntos porcentuales respecto al 2017.

En este contexto, los precios del cereal se dispararon a inicios de la semana, aunque a partir de allí recortaron ganancias cerrando por debajo de los valores conocidos el jueves pasado.

cabañas

Te puede interesar